| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Cándido Conde-Pumpido pidió el alta voluntaria.
Cándido Conde-Pumpido pidió el alta voluntaria.
Exclusiva

Cándido Conde-Pumpido pidió el alta hospitalaria voluntaria contra sus padres

ESdiario ha conocido el nombre del mediador que intervino para el ingreso del último novio de Lara Dibildos. Es psiquiatra forense. Una cara conocida y popular en los programas de televisión

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

La recuperación de la última pareja de Lara Dibildos e hijo del Presidente del Tribunal Constitucional ha sido sorprendente por la rapidez en su vuelta a a la lucidez. Un día. Ni más ni menos.

Ahora bien, de dar credibilidad al ingreso médico, esto no es una recuperación real. El alta hospitalaria no está firmada por el centro médico. Fue solicitada por el protagonista Cándido Conde-Pumpido. El abogado decidió abandonar el ingreso sin atender a sus padres ni siquiera al mediador que hizo posible su ingreso en el centro hospitalario psiquiátrico. Un profesional de la psiquiatría. 

 


ESdiario conoce el nombre del mediador que intervino para el ingreso de Conde-Pumpido. Es el psiquiatra forense José Cabrera. Una cara conocida y popular en los programas de televisión. Y querido por todos los compañeros por su infinita generosidad en trato, información y formación. Los padres de Cándido llaman a Pepe Cabrera y le piden ayuda para el ingreso de su hijo. Dicho y hecho. Así fue.

 


Ingresa en un centro psiquiátrico de Madrid y pernocta la primera noche. A la mañana siguiente, Cándido decide solicitar el alta voluntaria. Los médicos le aconsejan que no lo haga. Sus padres también. La decisión está tomada. Se va. Después llegan la imágenes de la moto en su chalet y con móvil en mano grabando a los compañeros. La noticia la ha creado el protagonista y no la prensa. Una vez más.

El miércoles día 8 saltaba la noticia. Cándido Conde-Pumpido había sido ingresado en una hospital tras la información de una presunta agresión sexual en su casa con otros amigos. Fue detenido y puesto en libertad sin cargos tras la declaración de las dos partes, denunciante y denunciado. Los denunciados son tres. El Juzgado de Instrucción número 23 de Plaza Castilla (Madrid) fue quien decretó la libertad sin orden de alejamiento. Horas después, el letrado del Conde-Pumpido anunciaba que interpondría denuncia falsa a la chica con quien compartió más de 48 horas y después lo denunció.