| 14 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Silvia Álamo, reportera de "Socialité"
Silvia Álamo, reportera de "Socialité"

El impactante relato de una reportera tras su incidente con vecinos de Casillas

Un equipo de "Socialité" acudió al pueblo del exportero para realizar un reportaje, pero el entorno de Iker no se lo puso nada fácil, provocando una situación muy tensa.

| C.A Chismógrafo

Este fin de semana un equipo de Socialité se desplazó hasta Navalacruz, el pueblo de Ávila donde veranea Iker Casillas, para intentar hablar con el exportero. Sin embargo, mientras la reportera y el cámara del programa de Telecinco intentaban realizar su trabajo, varios vecinos trataron de increparles, les lanzaron una bandeja e incluso taparon la cámara para que no pudieran grabar imágenes.

Este domingo, la reportera Silvia Álamo quiso explicar lo ocurrido en el espacio presentado por María Patiño. "Hay un momento en el que Iker te avisa de que tengas cuidado con la gente del pueblo", comenzó diciendo la presentadora de Socialité. La reportera explicó que se encontraron con Iker el viernes y, posteriormente, ella y su compañero cámara se fueron a comer a uno de los restaurantes del pueblo.

Estando sentados en la terraza del bar, Álamo contó que Iker pasó con el coche y se quedó mirándoles. "Le dije que si no podía comer en su bar y ahí empezaron una serie de amenazas hacia mi persona. Me dijo que le parecía muy mal lo que habíamos hecho, yo le di mis explicaciones educadamente, sabía que habíamos ido a grabar una investigación y me dijo que tuviéramos cuidado con la gente del pueblo", relató.

 

Fue al día siguiente cuando ella y su compañero recibieron insultos por parte de algunos vecinos, quienes también les lanzaron objetos. "¿Llegaste a pasar miedo?", le preguntó Patiño. "Yo me metí en el coche y descargué la tensión llorando. Yo lo pasé realmente mal", confesó, asegurando que se quería ir del lugar cuanto antes porque tenía miedo.

"Nos tuvimos que ir corriendo porque cuando terminó el programa estaba saliendo la gente del bar y yo estoy segura de que iban a por nosotros", dijo la reportera. Además, tanto ella como el cámara aseguraron que Iker no pidió en ningún momento a sus vecinos que se tranquilizaran.

Un testimonio que mantuvo a los espectadores de Socialité muy pendientes del programa de este domingo, el cual obtuvo un 12,2% de cuota de pantalla y 989.000 seguidores.