| 20 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Lara Dibildos rompió con Cándido Conde-Pumpido hace escasas semanas.
Lara Dibildos rompió con Cándido Conde-Pumpido hace escasas semanas.

El último novio de Lara Dibildos anuncia denuncia “falsa”

El feo asunto judicial de Cándido Conde-Pumpido puede servir para quienes aplaudieron tan alegremente la ley del Solo Sí es Sí y ahora son víctimas de sus propios verdugos.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 


En libertad sin medida cautelar alguna. Ni siquiera orden de alejamiento. Esta última es poco habitual en los Juzgados de Instrucción o Violencia de Género que no se imponga en estos casos de presuntas agresiones sexuales. Muy claras y objetivas tienen que ser las imágenes captadas por las cámaras permanentes en el domicilio del denunciado. Objetiva debe ser la grabación de la casa de Cándido Conde-Pumpido para que la juez decrete el auto de libertad sin orden de alejamiento.

 

La que fuera última pareja de Lara Dibildos anuncia a través de su abogado que interpondrá denuncia a la chica que lo ha denunciado. Este es el claro ejemplo de lo que es una denuncia falsa si consiguiese demostrarlo el hijo del presidente del Tribunal Constitucional. El proceso es el siguiente. Una vez que el Juzgado que instruye la denuncia de la chica que asegura que fue agredida por Conde-Pumpido y dos amigos y si finalmente fuera archivada o sobreseída es cuando cabe lugar la interposición de una denuncia por los que hasta entonces eran denunciados.

El 1% del que hablan Irene Montero y Carlota Corredera

Si el director técnico de Conde-Pumpido consigue desmotar que era una denuncia falsa tan sólo en este caso pasa a formar parte del 1% de lo que llaman Denuncias Falsas. Y en el único caso que se consiga sentencia firme forma parte del cómputo del que habla la ministra de Igualdad, Irene Montero, y su séquito cuando intentan explicar lo que es una denuncia falsa. Incluidas sus altavoces mediáticos como la extinta Carlota Corredera. En posesión de la verdad legal siendo una leguleya en estos temas. Si Cándido Conde-Pumpido no denuncia aunque quede archivaba la denuncia de la chica no cuenta como denuncia falsa.

El tema judicial de Conde-Pumpido puede servir para quienes aplaudieron tan alegremente la ley del Solo Sí es Sí y ahora son víctimas de sus propios verdugos. Los toros no se ven igual desde la barrera. Es otro tema. Y otros miedos. Y otras realidades.

 

Una cosa es hablar de la Violencia de Género cuando se refiere a un tercero y otra distinta cuando te roza la piel. Y más cuando sabes que es una denuncia falsa para obtener unos beneficios inmediatos por parte del Estado español. La “paguita”. Quizás hoy ya no se aplauden con tanta ligereza las palabras de Irene Montero y su gente aunque deambulen por la misma acera y en el mismo sentido.