| 24 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Ana Obregón en la presentación del libro de su hijo Aless.
Ana Obregón en la presentación del libro de su hijo Aless.

Así preparó Ana Obregón la aparición pública más importante de su vida

La reaparición de la actriz, de vuelta a España para presentar el libro de su hijo, ha dado para todo tipo de titulares y análisis. ESdiario tiene los detalles de las bambalinas....

| Mabel Redondo Chismógrafo

 

 

Ana Obregón ha vivido un día grande y ella sabía que así sería. Su reaparición pública ante más de cien periodistas acreditados evidencia que la expectación era máxima. Todo estaba perfectamente orquestado para que la presentación de El chico de las musarañas transcurriese según lo previsto.

Ana llegó al hotel Westin Palace a las diez de la mañana, dos horas antes de pasar por el photocall. Llegó sola, con indumentaria informal y sin una gota de maquillaje. Durante ese tiempo permaneció en una sala donde se arregló, se maquilló y meditó todo lo que nos contaría a los periodistas, que conforme transcurría la mañana fuimos tomando posiciones para captar la mejor imagen de la actriz.

Ana llegó “algo nerviosa”,  me contaron, “pero muy feliz”, porque con esta presentación ponía otro broche de oro a los deseos de su hijo Aless.

A las doce en punto y con más de doscientos ojos apuntando a su persona, Obregón hacía su entrada en la sala en la que se había organizado el photocall. Con una sonrisa nerviosa, que poco a poco se fue relajando, no daba crédito al ver tantas cámaras de televisión, tantos fotógrafos y reporteras que no perdíamos detalle: “Ya no sé donde mirar”, exclamaba.

Ella misma lo reconocía cuando minutos después pasábamos al salón donde tuvo lugar la presentación: “En los 40 años que llevo de profesión no he visto tantos medios de comunicación. Me parece increíble. Me siento feliz y emocionada. Yo no soy escritora, pero este libro lo he escrito con el corazón. He hecho un desnudo emocional de alma y de corazón tan brutal que no he sido capaz de releerlo. Me he encerrado nueve meses en casa para escribirlo, he llorado mucho, ha sido una catarsis. Se que dentro de muchos años Anita estará muy orgullosa de leer ese libro”.

Las "señales" que Ana Obregón recibió de Aless Lequio

Ana narró una experiencia de lo más sorprendente al confesar que llegó a recibir una llamada de su hijo Aless durante una comida con los editores del libro, cuándo ella aún no estaba decidida a escribirlo: “Yo sé que esto es de locos… si yo llego a contar esto aquí sola… No sé. Pero me han pasado muchas cosas. Muchas señales. No sabía si tenía fuerzas para hacerlo, porque tenía que revivir momentos profundamente dolorosos. Pero cuando llegamos a esa comida, comenzó a sonar mi móvil. Miro y la llamada era de Aless… Sí, de Aless, tengo cuatro testigos.. Nos preguntamos como era posible si su móvil estaba guardado en un cajón. Dije “esto es una señal”. Esto me dio fuerzas y dije “tengo que hacerlo”. Esto es lo que quiere mi hijo. ¿Por qué no creemos que somos almas eternas?, ¿por qué no creemos que puede existir una reencarnación? Yo noto muchas cosas. Cuando estaba escribiendo, oía la voz de Aless que me guiaba las manos, me guiaban los pensamientos”.

 

Ana no tenía la intención de responder a preguntas que no versasen puramente sobre El chico de las musarañas, pero lo cierto es que la polémica sobre si Ana Sandra podrá obtener o no el dni y el pasaporte español está encima de la mesa. Era una pregunta obligada que aprovechando que estábamos en directo para el programa Espejo Público, le pregunté a Obregón sobre este asunto y los trámites que ya podría haber iniciado: “Lo que menos me importa es el dni o el pasaporte, a mi lo que más me importa es abrazar un trocito de cielo cada segundo de mi vida el tiempo que dure”. Una respuesta tan evasiva evidencia lo tediosos que resultarán los trámites de este tipo de documentación de la pequeña.

Ana Obregón desmiente los rumores de aumentar la familia

Hace unas semanas proliferaron rumores sobre la posibilidad de que Ana aumentase la familia con otro bebé, un rumor que la actriz ha zanjado tajantemente: “A por el niño no voy a ir, yo ya he cumplido los tres deseos de mi hijo”, respondía.

Ana sabía que le preguntaríamos sobre las críticas que ha recibido al recurrir a la maternidad subrogada: “Cuando tienes que enterrar a tu único hijo las críticas te hacen cosquillas. Ojalá Aless estuviera aquí, pero sé que las cosas buenas siempre llegan al cielo. Y verá que la mayoría de las personas son empáticas y tienen corazón. Anita es un milagro y va a recibir todo el amor mío, por lo menos, y el de sus 12 tíos que están locos y vienen a ver a su sobrina. Y cuando yo no esté, sé que va a estar más protegida que la hija de Robert de Niro”, dijo mientras explosionaban las carcajadas, suya propia y la de los asistentes.

 

Para la multitudinaria reaparición la autora del libro se enfundó un diseño de Rubén Hernández, uno de sus diseñadores de confianza. Ana reapareció espectacular, luciendo un vestido hecho a medida para la ocasión y con adornos florales: “Por fin me he quitado el luto, pero ¿vosotros habéis visto más flores que las que llevo hoy?". Un estilo que encaja con su estado de ánimo actual, ya lejos del negro, la bióloga lucía de lo más florida.

La próxima cita pública con Ana Obregón será el próximo 11 de junio en la Feria del Libro, donde la autora firmará ejemplares en la mañana del domingo.