| 17 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El Nuevo Código Ético de Mediaset ha introducido una letra que parece dirigida a destruir Sálvame.
El Nuevo Código Ético de Mediaset ha introducido una letra que parece dirigida a destruir Sálvame.

El nuevo Código Ético de Mediaset que intenta cargarse Sálvame con una letra

No se habla de otra cosa en los mentideros mediáticos y del corazón, y no es para menos. ESdiario ha tenido acceso al documento de marras y parece que lo hubiera redactado Ana Rosa Quintana.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

No es un Código nuevo. Es el anterior con una epígrafe nuevo. La letra N. Y no es un miembro de la Academia de las Letras. La letra N cuyo título es Principios Rectores en Programas de Entretenimiento. Tiene 10 puntos y todos tienen un claro reflejo a la praxis de Sálvame en los últimos años. Un claro ejemplo de lo que se pretende con la incorporación de este epígrafe. Sálvame para bien o mal tiene una esencia de ser y fuera de eso sería otra cosa. Otro programa. Todo es posible pero difícil tiene modificar un programa que ha triunfado sin existir todos estos condicionantes.

 

Entre algunos puntos de esta nueva incorporación se aboga por no arremeter contra compañeros de otras productoras. A partir de ahora ya no tienen cabida "las señoras de visillo" como se refería Jorge Javier Vázquez a las periodistas Paloma Barrientos y Beatriz Cortázar. Tampoco tendría hueco el ataque que se realizó hacia la periodista Marta Riesco. Estas tres mujeres pertenecen a la productora Unicorn. Sálvame es la productora La Fábrica de la Tele. Esta letra N parece redactada por gente cercana a Ana Rosa Quintana. O ella misma.

El Código Ético de Mediset, ¿un disparo directo a lo sucedido hace un año con Paz Padilla?

El abandono del programa no se podrá realizar sin causa justificada y mayor. Un disparo directo a lo sucedido hace un año con Paz Padilla el día que abandonó el programa Sálvame al considerar que se estaba atentando a sus Derechos Fundamentales. La Salud fue la protagonista. El Covid ha dado mucho juego en los programas de entretenimiento de Mediaset.

 

La protección absoluta a los menores. De mayor envergadura que hasta ahora. La responsabilidad directa de colaboradores y participantes en el programa cobra mayor protagonismo en esta letra N. La publicidad estará controlada directamente por Mediaset y no se podrá incorporar de manera sibilina y enmascarada. Nada de dar la vuelta. Algo que era habitual en Sálvame.

La gran diferencia entre el programa de Jorge Javier Vázquez y el de Ana Rosa Quintana

El punto de mayor importancia lo recoge el primer apartado. La madre del cordero. No se podrán manifestar opiniones políticas e ideológicas en un programa de entretenimiento. Tan sólo podrán ser llevabas a cabo en programas donde haya una sección concreta de actualidad política. Es la diferencia entre El Programa de Ana Rosa y el programa de Jorge Javier Vázquez. Ya nunca más podrán ser protagonistas frases del tipo "Este es un programa de Rojos y Maricones" o "Aquí no se habla de Vox". Esto empieza a ser pasado. Tampoco cabe ya el testimonio similar al del extinto Ignacio Aguado (Ciudadanos) para contestar a preguntas del tipo ¿Isabel Díaz Ayuso es así o se lo hace? Pasado. Sucedió.

El presentador tendrá la obligación de ser moderador y controlador de lo que suceda en el plató para no cometer por parte del resto de compañeros ilícitos civiles o penales. Todo ha cambiado. Sálvame  ya nunca será lo mismo.