| 17 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Carmen Borrego y Edmundo Arrocet.
Carmen Borrego y Edmundo Arrocet.

Lo que unirá para siempre a Bigote Arrocet y Carmen Borrego: miedo a la verdad

El cuento y las versiones oficiales de los dos han cambiado radicalmente antes y después de la muerte de María Teresa Campos y ESdiario sabe perfectamente por qué: tiene nombre y apellidos.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 


La voz de Teresa Campos se apagaba para siempre el pasado 5 de septiembre. La de otros se ponía en modo ON. Y también la de Carmen Borrego, con estilo más enmascarado en fondo y fino en forma. El resultado es el mismo. El cómico chileno vendía “su verdad” en la revista Diez Minutos la semana pasada.

Carmen contesta. No le queda otra. Ahora es antagonista. En otras ocasiones fue la protagonista absoluta. La de Edmundo Arrocet es la primera entrega. Habrá más. Carmen Borrego ha contestado estos últimos días a retazos o ratos al que fue el último compañero de viaje de su madre, Bigote Arrocet.

Ambas partes están en guerra. Uno en activo y otra en pasivo. El disfrute, uso y ganancia es el mismo. Y más allá, ahora tienen y deben mantener un mismo argumento hacia un tercero, Gustavo Guillermo. Carmen y Edmundo comen en la mano de Guillermo. El hombre que ha acompañado a Teresa Campos en los últimos 32 años, ahora, es el mejor.

 

A Carmen Borrego y Edmundo Arrocet en este asunto no les interesa discutir. Los dos pueden perder la batalla si el chófer o “tercer hijo” de Teresa Campos un día decide contar lo que hasta ahora se ha quedado en la “mesa camilla” entre comida y merienda.

Carmen Borrego y Bigote Arrocet tienen en común el refranero español

Muchos años juntos y más confidencias. Y soledades. Y risas. Y tristezas. Y viajes al centro de Madrid a la Plaza de Santo Domingo número 15 con el señor Bigote. Y trayectos Madrid- Málaga y viceversa para llevar a la jefa o “madre” Teresa. Carmen y Edmundo tiene un punto en común, el miedo a la verdad . Perro no come perro. Refranero español.

 

Edmundo ha estado viviendo o “disfrutando” casi 6 años en el domicilio de Teresa Campos. No de oficio. De parte. Con horarios dispares y de viajes “cortitos” que se convertían en interminables. Edmundo Arrocet nunca llegó a un cumpleaños muy importante de su “amada” Teresita un 18 junio a pesar de  que lo esperó hasta última hora del mediodía para comenzar la celebración.

Allí nació la Penélope del tren que después se quedó en el andén. Segunda parte. Aquel cumpleaños tuvo lugar en el restaurante del Palacio de Linares o Casa de América de Madrid.

Carmen Borrego piensa radicalmente diferente en Así es la Vida que en Sálvame

La defensa de Carmen Borrego este lunes en el programa Así Es la Vida nada tiene que ver con lo que pensaba y decía hace unos meses en el extinto Sálvame. Hace un año lo “machacó” con su silencio ante la intervención de otros compañeros que dibujaron una semblanza de Guillermo que no corresponde a la verdad.

El silencio tiene más fuerza en algunas personas que la palabra. Era el caso. Entonces era malo. Y Carmen mantuvo silencio. Aquello vendía aunque fuera mentira. Ahora es bueno o “güeno” y eso vende aunque uno se contradiga. Cambio de opinión. Es lo que se lleva. Edmundo tuvo palabras duras con Gustavo. Fue hace 5 años. Ahora es un ser muy respetable. El miedo y el hambre mueve el mundo. Y a sus personajes. Gustavo no ha cambiado de opinión públicamente.