| 21 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Rosauro Varo, en los titulares corazoneros muy a su pesar.
Rosauro Varo, en los titulares corazoneros muy a su pesar.

La revista Hola acude al rescate de Rosauro Varo en su peor momento de imagen

Poco amigo de protagonizar las noticias del corazón, el empresario lleva una racha de lo más delicada a nivel personal. Eso sí, no ha necesitado ni hablar para que le echen un "cable".

| Maribel Fernández Chismógrafo

La publicación en la revista Lecturas de unas imágenes de Rosauro Varo pasando el fin de semana en su casa de Sevilla con una mujer que no era Amaia Salamanca hizo saltar todas las alarmas acerca de una posible crisis en la pareja, e incluso se llegó a asegurar que estarían haciendo "vidas separadas". Nada más lejos de la realidad.

Era el entorno cercano de la actriz y el empresario el que salía al paso de estos rumores negándolos rotundamente, asegurando que su relación era "completamente sólida" y que ambos seguían juntos y tan felices como el primer después de 13 años de amor y tres hijos en común.

 

Y ahora, una semanas después de que surgiesen las especulaciones sobre su posible separación, la pareja reaparece en portada de la revista ¡Hola! en actitud romántica y desmintiendo, sin necesidad de palabras y con la discreción que siempre les ha caracterizado, su distanciamiento.

Relajados, sonrientes y cogidos de la mano, Amaia y Rosauro derrocharon complicidad durante una cena con amigos en un conocido hotel de la capital.

Unas imágenes que reflejan que su relación marcha a las mil maravillas, que las imágenes del empresario con otra mujer en Sevilla no les han afectado para nada, y sobre las que los reporteros preguntaron al vicepresidente de Movistar+ a su llegada al domicilio donde reside con la actriz y sus tres hijos en La Moraleja.

Siempre hermético con su vida privada, Rosauro hizo un significativo gesto de fastidio con la mano, sin hacer ningún tipo de declaración sobre cómo están Amaia y él y si han tomado algún tipo de medida tras las informaciones que se han dado sobre ellos en diferentes medios de comunicación en los últimos días.

Una actitud con la que deja claro que no va a entrar en nada y que lo único que va a hacer, como hasta ahora, es hablar con imágenes, como su romántico paseo con Amaia por las calles de Madrid que desmiente cualquier tipo de crisis entre ambos.