| 24 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Rafael Amargo busca salidas por si tiene que cambiar de profesión.
Rafael Amargo busca salidas por si tiene que cambiar de profesión.

Descubrimos el Plan B de Rafael Amargo si se ve obligado a colgar las botas

Increíble pero cierto. A la espera del juicio que demuestre como él sostiene su inocencia el bailaor ya se está preparando por si tiene que dejar los escenarios. Sus opciones son increíbles.

| Mabel Redondo Chismógrafo

 

 

Rafael Amargo cuenta los días para que se celebre el juicio que está esperando desde hace dos años y medio. El bailaor se sentará en el banquillo los próximos 7, 8, 9 y 12 de junio por la imputación de un supuesto delito contra la salud pública y la supuesta venta de sustancias estupefacientes a terceras personas en su propio domicilio de manera "persistente" a cambio de dinero. La fiscalía pide 9 años de cárcel para el artista por su supuesta implicación en lo que se ha denominado Operación Codax.

ESdiario ha hablado con Amargo sobre sus planes de futuro y el inminente juicio al que se enfrenta y que le puede cambiar la vida: "Estoy deseando que llegue el momento de demostrar de una vez por todas mi inocencia, serán cuatro días de juicio, estoy sereno porque confío en la Justicia y así tiene que ser. Espero que me absuelvan y que reconozcan que soy inocente, mi inocencia la defiendo a muerte y por eso estoy tranquilo. Yo lo que quiero es quedar libre y sin cargos, si no creyese en mi inocencia ya habría pactado con la Audiencia. Yo sé muchas cosas pero soy una tumba".

Rafael Amargo, más tranquilo, toma distancia y calma impulsos

A veces el tiempo ayuda a tomar distancia y calma impulsos, tal vez por eso nos encontramos con un Amargo más sereno. El bailaor ha denunciado sentirse "perseguido y acosado", y siempre ha defendido a ultranza su inocencia: "Tengo más confianza en la Audiencia Provincial que es donde está ahora mi caso. Son cinco jueces que desde mi punto de vista darán un veredicto más serio".

Le preguntamos a Rafa si durante este tiempo ha acumulado más pruebas que avalen su inocencia: "Mis pruebas importantes son las que he venido contando durante todo este tiempo, que en el registro de mi casa no había nada, el juez levantó un acta en la que se decía que no habían encontrado absolutamente nada. Aún así prefiero hablar de las pruebas que tengo en mi defensa el día del juicio, porque si las cuento ahora tal vez no se entiendan y en el fondo no le compete a nadie".

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida por Rafael Amargo (@rafaelamargo)

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­Estos últimos dos años y medio han sido especialmente duros para Rafael Amargo que ha visto como sus proyectos laborales se venían a pique. Los apuros económicos y los problemas con la justicia le han pasado factura. Invirtió todos sus ingresos en una obra que no llegó a estrenar, y tuvo que regresar a vivir con sus padres por no poder costear el piso en el que vivía con su pareja, Luciana Bongianino.

El coreógrafo va viendo poco a poco la luz al final del túnel. Su espectáculo se puede ver ahora en el mítico tablao La Quimera en Madrid, donde cada noche baila con otros artistas: "Estoy contento porque bailar me da felicidad, hago tres pases diarios en La Quimera, sigo con las botas puestas que es lo que me quita las penas", confiesa.

 

Cuando hablé de ser policía no me refería a ir patrullando la ciudad, más bien a vincularme con la investigación en el FBI o la Interpol

Amargo nos cuenta que ha tenido tiempo para pensar en un plan B profesional, es por eso que hace unas semanas anunciaba su intención de formarse como policía, algo que sorprendía y que él ha querido explicar en este diario: "Cuando hablé de ser policía no me refería a ir patrullando la ciudad, sino a colaborar con algún centro de investigación, en el FBI o en la Interpol. Hablo cinco idiomas y si me preparo me vería capacitado".

Rafael Amargo estudia la posibilidad de ejercer como terapeuta especializado

No es la única salida que se plantea, también estudia la posibilidad de ejercer como terapeuta: "He terminado un módulo de psiquiatría y salud mental. En octubre voy a leer la tesis sobre El arte y las drogas en la universidad de Barcelona, que es donde he cursado el módulo a distancia. Es la única universidad europea que tiene el master en drogodependencia, mindfullness y salud mental. Estoy encantado porque de ahí puedo salir trabajando como terapeuta. Ya hice las prácticas en el centro de Argentona, que es donde me rehabilité de mi adicción a la droga. Se me da bien ayudar en ese sentido, porque yo lo he vivido en carne propia. No existe un medicamento para superar la adicción, esto es que alguien confíe en ti. Creo que sería un buen terapeuta". 

"Si tengo que volver a empezar de cero no me importa, tal vez tenga que colgar las botas y ponerme la bata blanca y adentrarme en el mundo de la terapia. Yo trataría como terapeuta a cualquier persona que viniera con las ganas de querer curarse. Lo necesitarían el 85% de la gente que sale en la tele", afirma sin poder evitar la carcajada.

Se trasluce en las palabras de Amargo la decepción con el mundo que en un pasado tanto le llenó de vino y rosas: "Estoy un poco saturado, tengo otra edad, y a lo que aspiro es a reinventarme. Yo se quien soy y no he perdido el tiempo, he hecho muchas cosas en estos años, me ha cundido. Como me quitaron el pasaporte no he podido ir a trabajar al extranjero, que es donde están el 85% de mis clientes. En España no han tenido piedad conmigo, todo esto me ha pasado una factura profesional imposible de superar. Todo el mundo me decía "Rafita te queremos mucho, pero vamos a ver que pasa en el juicio".

Próximo reto de Rafael Amargo, en el cine de la mano de su hermano

Como si tuviese la Lámpara de Aladino en sus manos Rafa pide su deseo: "Lo que de verdad me gustaría es que me diesen mi pasaporte e irme a México a bailar y a despuntar allí. En México hice el campeonato mundial de baile en Televisa, el flamenco allí es una potencia grande. Regresaría en un tiempo y mucho más fuerte. En España estaría dispuesto a hacer televisión pero no me llaman".

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida por Rafael Amargo (@rafaelamargo)

Tras la celebración del juicio en junio, Rafa Amargo solo piensa en pasar un verano tranquilo a la espera de una sentencia justa: "Este verano si no me veo en un teatro bailando a lo grande, seguiré en mi tablao hasta que me llegue el momento. Estoy escribiendo el guion de una película, mi hermano Miguel Ángel tiene una productora de cine y le he presentado dos proyectos para que los valore".