07 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Momento en que la Princesa Leonor retira el brazo de su hombro a su abuela Sofía.

Pilar Eyre desvela lo que le hizo Letizia a Sofía siendo las niñas bebés

La bola de nieve sobre el vídeo del forcejeo entre las reinas sigue creciendo. Ya hay programas de televisión intentando leer los labios de la escena. Pero, ¿qué pasa entre suegra y nuera?

| ESdiario Chismógrafo

¿Estaba enfadada Doña Letizia con su suegra porque ésta se empeñó en que la Infanta Cristina fuera a la misa por la memoria de Don Juan de Borbón?, ¿Doña Sofía había pactado con el fotógrafo de Casa Real una foto con sus nietas y al enterarse su nuera montó en cólera?

Corren varias teorías sobre qué fue aquello que desencadenó el mal gesto que la Reina Letizia, y por extensión la Princesa Leonor, tuvieron con la madre de Felipe VI a la salida de la Misa de Resurrección. 

En algo sí hay consenso: el vídeo revela que entre suegra y nuera existe una relación más que tirante. Y lo peor para ambas es que ya hay programas de televisión intentando descifrar la conversación que acompaña las imágenes, leyendo los labios de sus protagonistas.

Pero, ¿de cuándo vienen las tiranteces entre la madre de Felipe VI y su mujer? La periodista Pilar Eyre fue la primera en hablar de ello, y este miércoles volvió a hacerlo en la Radio Galega. "Se llevan muy mal, no se dirigen la palabra", resumió.

En una entrevista recordó que la triste za de la Reina Sofía por no poder ver apenas a la Princesa Leonor y ala Infanta Sofía es tal que en privado se ha quejado ante sus familiares griegos de que Doña Letizia no le deja estar con ellas.   

Y desveló un episodio a todas luces esclarecedor. Un día, cuando las niñas eran bebés (ahora Leonor tiene 12 años y en unos días Sofía cumplirá 11), Doña Sofía se acercó a la residencia de su hijo en el complejo de La Zarzuela con idea de ver a las pequeñas.

Le abrió la puerta la niñera. Le dijo que ni Don Felipe ni Doña Letizia estaban y que no podía dejarla pasar a visitar a las bebés porque la entonces Princesa había dado orden de no dejar pasar a nadie que no estuviera en una lista. Y ella no lo estaba.

Por contra, Doña Sofía siempre se ha quejado de que su consuegra, Paloma Rocasolano, entra y sale de la vivienda de los Reyes cuando quiere y como quiere.