| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Gloria Camila está atravesando una fase delicada a nivel anímico.
Gloria Camila está atravesando una fase delicada a nivel anímico.

Ortega Cano deja en evidencia a su propia hija ¿La está llamando exagerada?

Las preocupantes confesiones de Gloria Camila han disparado las alarmas a su alrededor y sin embargo el diestro ha reccionado de tal manera que contradice y tumba sus declaraciones.

| Maribel Fernández Chismógrafo

Aunque ha tomado medidas para mejorar y Gloria Camila está en tratamiento psicológico y psiquiátrico desde hace meses, la hija de José Ortega Cano no lo está pasando bien y su salud mental le sigue jugando malas pasadas.

Así lo dejó entrever en su última aparición ante las cámaras, donde fue incapaz de contener las lágrimas al hacer su confesión más sorprendente.

 

Y es que sincerándose sobre lo que le cuesta asumir lo que se dice de ella, y lo mal que lo pasa con los ataques y amenazas que recibe en redes sociales, reconoció que "he llegado a plantearme si merecía ser hija de Rocío Jurado. He llegado a replantearme cambiarme los apellidos y hacer una vida nueva en otro sitio en el que nadie me conozca", confesó abatida, admitiendo que en ocasiones "tengo unos bajones horribles, me levanto de la cama que me siento una persona de mierda, y me apetece mandarlo todo a tomar viento".

José Ortega Cano contradice a Gloria Camila

Unas preocupantes declaraciones a la que su padre intentó quitar hierro, desmintiendo a Gloria "está muy bien, está estupendamente. Le dieron un premio de una cosa de moda, también tiene la carrera, muchas cosas", añadió, contradiciendo las palabras de su hija revelando que en ocasiones se ha planteado cambiarse el apellido y abandonar España: "No, no, ella está bien".

Despreocupado, Ortega Cano disfrutó de una comida con amigos entre los que se encontraban Marilí Coll y Victoriano Valencia, que en esta ocasión prefirió no hacer declaraciones acerca de lo enamorada que su hija Paloma Cuevas está de Luis Miguel.