| 03 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Rocío Carrasco.
Rocío Carrasco.

Rocío Carrasco se olvida de su “hermana” Carlota Corredera en su despedida

La presentadora que dejó su voz, cuerpo y alma en defender el testimonio de "maltrato" de Antonio David Flores no recibió ni un "aparte". Quizá se estén reservando para una "tercera parte".

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

El pasado lunes Rocío Carrasco se despedía de su público y de la audiencia. Lo más emotivo. La hija de La Más Grande cerraba la segunda parte de su docuserie o cuento con unas emotivas palabras hacía el presentador Jorge Javier Vázquez y el equipo al completo que se encontraba en el plató.

Redactores, guionistas y directora que durante 18 meses han hecho grande el testimonio de Rocío Carrasco. La primera y segunda parte. Eso sí, se olvidó de su "hermana" en la despedida, Carlota Corredera.

La ausencia de unas palabras de recuerdo hacía la presentadora que dejó su voz, cuerpo y alma en defender el testimonio de "maltrato" de Antonio David Flores hacia Rocío Carrasco. Presunto y lejos del Estado de Derecho.

Carlota Corredera coge las riendas del programa en la segunda entrega de la primera parte de Rocío, contar la verdad para seguir viva. La primera emisión la presenta el comunicador de Badalona. Primera y última. Después llega la mujer que levantó la bandera del feminismo o hembrismo sin titubear. Presunto un concepto y otro. Durante 12 meses la presentadora viguesa adopto "la voz" de su amo. Y así ejecutó. Dejó su piel en el cambio al tiempo que perdió compañeros y telespectadores. La decisión fue personal. Algunos compañeros aún no se han pronunciado públicamente. No pueden.

Carlota Corredera, el nombre con el que se identificó la docuserie de Rocío Carrasco

Por todo ello, es injusto que en al última emisión de En el nombre de Rocío no se le hubiese hecho un "aparte" para despedir a Carlota Corredera. Ha sido el nombre con el que se ha identificado la docuserie o cuento de Rocío Carrasco. Lo cortés no quita lo valiente para el reconocimiento a la presentadora de Sálvame hasta el pasado mes de marzo cuando su presencia desaparecía de la parrilla vespertina. Corredera se merece una mención especial o un busto al estilo Mercedes Formica en cualquier rincón de España.

Quizás se haya reservado la "hermana" la presencia de Carlota Corredera para una tercera parte. Ahora llega el tiempo de la verdad. Ahora ya se tienen las pruebas testificales suficientes y desarrolladas en esta segunda parte para intentar reabrir el caso del tan citado "maltrato". Quizás tengan la ayuda del Ministerio Fiscal. Todos sabemos de quién depende el Ministerio Público. Es tiempo de esperar y comprobar si tan sólo había una necesidad crematística o era verdad eso de seguir viva.