| 05 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Isabel Preysler cede a su hija Ana la imagen de Ferrero Rocher.
Isabel Preysler cede a su hija Ana la imagen de Ferrero Rocher.

Isabel Preysler “se jubila” y la "culpa" la tiene su hija

Se ha tomado una drástica pero dulce decisión y se ha ejecutado. A partir de ahora la reina de corazones pierde una de sus grandes bazas publicitarias más rentables. Todo queda en casa.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Llegó el día. La reina de corazones se aparta de la parte más dulce de la prensa de sociedad. Isabel Preysler deja de ser imagen de los chocolates Ferrero Rocher para dejar el testigo a su hija Ana Boyer.

La benjamina de todos sus hijos. Fruto de su relación con el exministro socialista fallecido Miguel Boyer. Este año la campaña de los bombones de marca italiana no estará presidida por la musa del corazón. Será su hija Ana Boyer quien presida el papel dorado.



Los tiempos han cambiado y también para la casa Preysler. La Navidad este año será diferente. La anfitriona no será Isabel será su hija Ana. Es lo mismo. Ana e Isabel. Madre e hija pasan la Navidad juntas porque la residencia oficial de Ana Boyer y Fernando Verdasco en España es la casa de Preysler. Su domicilio fiscal no se halla aquí. Se encuentra en los Emiratos Árabes. Instinto tendrá el Derecho que el Estado conoce su razón. Razón de Estado

Ana Boyer sustituye a su madre, Isabel Preysler, como imagen de Ferrero

Esa marca de bombones de la localidad italiana de Alba ha tomado una drástica decisión. Los bombones no tendrán la marca Preysler sino Boyer. Lo han decidido y así se ha ejecutado. Ana Boyer publicita y promociona la vuelta de los bombones Ferrero Rocher.

Ferrero tiene seis tipos de bombones. Son los que durante años han sido la clase de bombones especiales de su madre Preysler.



Ana, la hija del ministro socialista Boyer ha decidido continuar con el legado de lo que durante años fue la forma de vida de su madre. Una forma de vida que fue utilizada por la Familia Ruiz Mateos para parodiar (incluso ridiculizar) a Isabel Preysler con otra marca de bombones, Uña, por el simple hecho de ser la consorte del ministro socialista que propició la expropiación de Rumasa.

Según los entendidos en Derecho Administrativo más que expropiación fue una confiscación (lo mismo que la expropiación pero sin compensación económica).

Del anuncio a la realidad. Isabel Preysler comerá bombones. Ahora con Vargas Llosa. No con Boyer. La única razón de esta "comida de bombones" como anfitriona no será Preysler. Será Ana. Su hija menor. La nueva imagen de la marca.