| 23 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Mayte Zaldívar vuelve y miente (una vez más) sobre su verdadera situación

Durante su reaparición estelar, hay un declaración que hace saltar las alarmas a la redacción de ESdiario y que resulta curiosa según la información que posee este diario desde hace tiempo.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

La que fuera una mujer poderosa en la era de la Marbella de Julián Muñoz ha vuelto a aparecer. Ha sido este fin de semana en el programa Sálvame Deluxe. Su testimonio es el mismo que hace 18 años cuando colaboraba en A tu lado, programa presentado por Emma García. Mayte Zaldivar responsabiliza a Isabel Pantoja de que el entonces su marido le fuera infiel.

Un argumento muy propio de otra época y de otros cuentos de televisión. El testimonio de Mayte Zaldívar recuerda aquella televisión en blanco y negro. Es un argumento muy propio de una España del pasado (algunos lo llaman tardofranquismo). Responsabilizarse entre las mujeres de las infidelidades de los maridos.

El marido que es infiel sigue siendo la víctima y la nueva amiga el verdugo. Esa es otra España. La misma que defendía Mayte Zaldívar en el periodo transcurrido entre 2004 y 2006. Poco ha cambiado su testimonio. Poco o nada. Para ella, el diablo sigue siendo Isabel Pantoja. Lo de Julián es otra historia. Ahora son amigos. Y quizás cómplices en las aventuras de la vida.

Durante la noche del sábado, hay un declaración de Mayte Zaldívar que hace saltar las alarmas a la redacción de ESdiario cuando la ex mujer del edil Muñoz al narrar el tiempo que estuvo en la cárcel durante dos años y medio.

Mayte cuenta que “no tenía dinero”, razón por la cual tuvo que estar más tiempo en prisión al no poder cumplir con la pena de multa. Una declaración curiosa con la información que posee este diario desde hace años y que se hace actualidad en el momento en el que ha decidido Zaldívar volver a ser actualidad.

Ella asegura que no tenía en aquel momento dinero. No explicó más. ESdiario puede confirmar que Mayte Zaldívar presentó un contrato de trabajo para obtener el tercer grado o semi Libertad en su pena de prisión. Este contrato laboral es una condición indispensable para la concesión del tercer grado penitenciario o la vida del preso en semilibertad. Lo curioso de esta historia es cómo se consigue este contrato de trabajo.

Su novio Fernando Marcos compra en posesión (que no propiedad) un puesto en la Plaza de Abastos de Marbella. Es una concesión del Ayuntamiento de Marbella. Concesiones que supone uno de alto coste. El dinero sale de Fernando. Y una de sus empleadas es Mayte Zaldívar.

El contrato laboral de Mayte es de cocinera. Todo legal hasta que surge la pregunta que nos tenemos y debemos hacer. ¿De dónde sacó el dinero Fernando Marcos para comprar el puesto 78 del Mercado de Marbella?

Hasta el momento, de Fernando Marcos conocemos que es el novio de Mayte pero de su perfil profesional poco conocemos. Lo hemos visto de acompañante pero de fichar en un sitio público o privado poco conocemos. Zaldívar ha tenido la oportunidad de volver a la televisión contando algo diferente, original y de verdad. Tal es el caso de la compra del puesto 78. Ella ha optado por el pasado. Y no ha querido contar cómo ha conseguido su novio comprar el “chiringuito” de Marbella. Quien conoce a Mayte asegura que su contrato es de cocinera pero que la Zaldívar lo más que hace en la cocina es “calentar en el microondas”. Otra forma de cocinar.