ESdiario
ÚLTIMA HORA

Carlos Alcaraz reedita su victoria en Wimbledon tras apalear a Novak Djokovic en tres sets (6-2, 6-2, 7-6)

"Sintiendo Paisajes", primer encuentro de viticultura biodinámica en España

La finca de viñedo de Cruz de Alba en plena Ribera del Duero acogió el innovador encuentro "Sintiendo Paisajes". Este evento reunió a los principales expertos en viticultura biodinámica

Evento: Sintiendo Paisajes

Publicado por
Pablo de Aguinaco

Creado:

Actualizado:

La finca de viñedo que Cruz de Alba cultiva en Padilla de Duero, situada en plena Ribera del Duero, se ha convertido en el epicentro de reflexión y debate en torno a una práctica agrícola que vive un momento de especial relevancia y actualidad: la viticultura biodinámica.

Bajo el nombre de "Sintiendo Paisajes", este evento ha reunido a un grupo selecto de los principales expertos en agricultura biodinámica de toda España. Estos expertos llegaron desde distintos rincones del país con el propósito de compartir y contrastar sus experiencias e ideas sobre esta filosofía y práctica agrícola. Su objetivo principal fue proporcionar una visión precisa y útil del estado actual de la biodinámica, centrándose en su impacto en el mundo del vino y la agricultura.

Los líderes en Biodinámica

Carmen López Delgado, de Uva de Vida (Toledo), Roger Rovira, de Recaredo (Penedès), Federico Schatz, de Bodegas Schatz (Serranía de Ronda), Pilar Salillas, de Lagravera (Lérida), Rafa López, de Sexto Elemento (Valencia), Pilar Higuero, de Lagar de Sabariz (Ourense), y el anfitrión, Sergio Ávila, viticultor y enólogo de Cruz de Alba en la Ribera del Duero, fueron los siete viticultores destacados que han practicado durante mucho tiempo la biodinámica como una forma de cultivar sus viñas en armonía con el entorno. Su experiencia y visión de la biodinámica arrojaron luz sobre su aplicación en una España vinícola tan diversa como rica.

El encuentro también contó con la participación de dos reconocidos especialistas, los ingenieros agrónomos Julio Arroyo y Montse Martínez. El debate giró en torno a temas fundamentales como la relación de la biodinámica con el entorno, el desafío climático al que se enfrenta, los beneficios de esta práctica y cómo se percibe en el mercado el vino biodinámico. El diálogo, moderado por la periodista Yolanda Ortiz de Arri, culminó con una experiencia práctica esencial: una cata de vinos proporcionados por los mismos viticultores presentes en el debate.

La filosofía Biodinámica

La biodinámica es una filosofía y práctica agrícola que parte de la idea de que la tierra es un organismo vivo, en el que interactúan la influencia del cosmos, la vida microscópica de los suelos, los cultivos y el entorno natural. Esta filosofía ha estado presente en España por más de 40 años, y más de 25 años desde que se empezaron a producir vinos biodinámicos procedentes de regiones tan diversas como Toledo, Penedès, Serranía de Ronda, Lérida, Valencia, Ourense y la Ribera del Duero.

Según Sergio Ávila, viticultor y enólogo de Cruz de Alba, la viticultura biodinámica es clave para fomentar la conexión y el equilibrio entre todos los elementos involucrados: las vides, los suelos, el entorno natural y el cosmos. El objetivo principal es velar por el equilibrio del ecosistema, garantizar un viñedo sano y vivo, y lograr que el vino exprese su origen con la máxima definición y pureza.

Con la organización del evento "Sintiendo Paisajes", la viticultura biodinámica ha obtenido una plataforma única para comprender su potencial y su relevancia, especialmente en un contexto actual marcado por el cambio climático, la escasez de agua y la búsqueda de vinos de la máxima pureza y expresión.

Sobre Cruz de Alba, viticultura Biodinámica en la Ribera del Duero

Cruz de Alba es la bodega más pequeña del grupo vitivinícola Zamora Company, que engloba marcas como Ramón Bilbao y Mar de Frades. Sus instalaciones de elaboración se encuentran en Quintanilla de Onésimo, mientras que el viñedo está a 15 km al este, en Padilla de Duero (municipio de Peñafiel). La finca, única y compacta, abarca 40 hectáreas divididas en 18 parcelas de viña rodeadas de pinares.

Desde 2006, Cruz de Alba ha adoptado prácticas de cultivo ecológico, y en 2008, el viticultor y enólogo Sergio Ávila introdujo la agricultura biodinámica. Este proceso ha dotado al viñedo, los suelos y el entorno de la finca de un equilibrio que se refleja en una gama de vinos tintos de gran finura, profundidad y definición.

tracking