ESdiario

La estrategia detrás del "bollera" de Podemos, que tiene cero ediles en Valencia

En Valencia nadie sabe quién es Pilar Lima, los sondeos dan a Podemos un resultado catastrófico, pero han convertido a su candidata en tema nacional con su nueva provocación

Cartel que ha hecho Podemos para estirar lo de "sorda y bollera"

Publicado por
Enrique Martínez

Creado:

Actualizado:

¿Quién es Pilar Lima? Si la pregunta se hace en cualquier calle de Valencia, nadie sabría responder. Sin embargo, su nombre ha llegado hasta El Hormiguero por obra y gracia de la última polémica orquestada por Podemos para intentar acaparar titulares en la campaña para las elecciones del 28 de mayo.

La dirigente podemita y ministra de Igualdad, Irene Montero, no dijo casualmente que la candidata a la alcaldía de Valencia, Pilar Lima, era “sorda y bollera” en un mitin. Es una estrategia plenamente organizada para conseguir el titular en una tierra donde además las encuestas pintan un mal panorama para Podemos. Irene Montero incluso lo repitió en una segunda visita a Valencia, consciente que destacar de alguien que es “bollera” como principal cualidad para ser alcaldesa iba provocar el debate.

Dicho y hecho: el cómico Miguel Lago en un monólogo, y luego en El Hormiguero con Pablo Motos, se refirió irónicamente a este hecho, indicando que “desde cuando eso es un valor para ser alcaldesa” y riéndose de las palabras de Irene Montero.

Automáticamente, como si fuera una orden en militar, todos los dirigentes podemitas dieron la vuelta a la situación para vender el victimismo de que a Pilar Lima le atacan por ser sorda y lesbiana.

La candidata de Podemos a la alcaldía de Valencia está ahora en boca de la prensa nacional, pero en la Capital del Turia siguen sin tener ni idea de quién es. Porque por mucho que Irene Montero, Ione Belarra y compañía vendan que Valencia “necesita una alcaldesa sorda y bollera”, la realidad es que Podemos tiene cero concejales en Valencia y las encuestas le auguran un nefasto resultado con quedarse nuevamente fuera del Ayuntamiento.

Podemos es totalmente irrelevante en Valencia -en las últimas elecciones sacó un 4% de votos-, donde su electorado tradicional vota a Compromís, pero el “sorda y bollera” está muy bien pensado en la dirección de lograr al menos ruido y publicidad gratis ya que Podemos ni siquiera participa en los debates electorales a la alcaldía al no tener representación.

Un episodio más, por cierto, de la campaña de Podemos basada en la provocación constante para lograr atención mediática con sus ataques más que con sus propuestas ante el riesgo de sacar un mal resultado -las encuestas auguran peligro de quedarse fuera de los parlamentos y ayuntamientos de Madrid o la Comunidad Valenciana-: un día salen en tromba con el “sorda y bollera”, otro con la camiseta del hermano de Ayuso, otro con la lona en el barrio de Salamanca faltando el respeto a sus vecinos… una colección de polémicas que al menos sí les garantizan titulares.

tracking