| 20 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Joan Laporta, presidente del Barcelona, a la entrada de la Asamblea Extraordinaria de LaLiga.
Joan Laporta, presidente del Barcelona, a la entrada de la Asamblea Extraordinaria de LaLiga.

Caso Negreira: el árbitro que denunció presiones encuentra una bala en el garaje

El excolegiado Sergi Albert Giménez ha hallado un proyectil en su plaza de garaje, situada en un parking barcelonés que también usan los Negreira, padre e hijo, vecinos del inmueble.

| Agustín Díaz Deportes

El ya célebre caso Negreira está tomando una vertiente delictiva y mafiosa muy alejada del silencio del gran protagonista, el exárbitro catalán José María Enríquez Negreira, y de las explicaciones, a todas luces insuficientes, del presidente del Barcelona Joan Laporta, tanto ante los medios de comunicación el pasado lunes, como frente a los mandatarios del resto de clubes, el pasado miércoles, en la asamblea extraordinaria de LaLiga. 

Hasta ahora se sabía que hubo un robo en el domicilio particular de la jueza que inició las investigaciones sobre el caso, recordemos, el FC Barcelona estuvo pagando durante 18 años 7,3 millones de euros al exvicepresidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA); pero también se tuvo constancia de otro robo en la propia casa de Enríquez Negreira

Pero el asunto va tomando cada vez cariz de película mafioso, según lo que se ha podido escuchar en el programa Goles, que presenta el veterano Pedro Pablo Parrado en Radio Marca. Hace algunas semanas, en dicho espacio radiofónico, el exárbitro Sergi Albert Giménez denunció haber sufrido presiones de Enríquez Negreira cuando este último estaba en el CTA. "Él ha presumido siempre de tráfico de influencias. Él ha vendido que era un líder y lideraba el Comité de Árbitros. Y al Barcelona se lo vendió así. Negreira se ha autodenominado un líder de referencia. Yo nunca lo he creído. Siempre he guardado mis distancias con él", relató el excolegiado. 

Albert Giménez conoce perfectamente tanto a José María Enríquez Negreira como a su hijo, Javier Enríquez Romero, porque dispone de una plaza de garaje en el mismo edificio barcelonés que los Negreira e, incluso, ha compartido con ellos alguna que otra reunión de propietarios. Pues bien, hoy mismo Albert Giménez ha denunciado la presencia de una bala en su plaza de garaje

"Para mí es una amenaza. Y puede venir del entorno de Enríquez Negreira. Su hijo, como propietario de la plaza, sabía que yo también tengo una plaza de garaje ahí. De hecho, hemos coincidido en reuniones de propietarios. Me llama mucho la atención que me dejen una bala en mi plaza", ha asegurado el exárbitro que se vaya a dejar influir por estas amenazas. "Que sepan que si pensaban que me iba a quedar mudo, se han equivocado", añadió. 

Denuncia ante los mossos

El excolegiado catalán detalló cómo fue el momento en el que encontró el proyectil, "me enteré el jueves pasado. Llamé al administrador de fincas para comprobarlo y un vecino que estaba en el párking también lo vio. Llamaron a los mossos y levantaron acta. Mañana me personaré en comisaría", adelantó Albert Giménez.