| 23 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Así será el nuevo negocio común entre Gerard Piqué e Ibai Llanos

El central del Barcelona y el youtuber vasco han pagado 300.000 euros para hacerse con la plaza de uno de los clubes de esports que acaba de ascender a la Superliga.

| Agustín Díaz Deportes

Estaba claro que la relación empresarial entre Gerard Piqué y el youtuber Ibai Llanos no iba a concluir con la compra de los derechos del partido de debut de Leo Messi en la Liga francesa, pocos meses después de haber hecho lo mismo con los partidos de la Copa América que Argentina ganó a Brasil en la final.

Dos mentes inquietas y dos hombres de éxito profesional no se podían detener ahí. El próximo negocio que Ibai y Piqué pondrán en marcha tiene que ver con los esports y se define en la compra de un club que acaba de ascender a la Superliga, la máxima competición de uno de los juegos más populares, el mítico League of Legends.  

Según ha adelantado Dot Esports, ambos han pagado 300.000 euros para hacerse con la plaza del Astralis Stormbringers, el club que se impuso en el partido de Ascenso/Descenso a eMonkeyz por 3 a 0.

Por fin Ibai Llanos ha podido cumplir uno de sus objetivos, que era introducirse en el mundo de los esports, donde empezó como caster, pero ahora desde el puesto de dueño de un club. Y para ello ha encontrado el socio perfecto en el central del Fútbol Club Barcelona. 

El youtuber vasco lleva unas horas de máxima actualidad después de que Saúl Ñíguez, uno de los principales nombres de la frenética última jornada del mercado de fichajes, pasara por su canal de Twich justo después de haber firmado su cesión al Chelsea. "Pedí entrenar en mi posición y el Cholo y Miguel Ángel pensaron que lo mejor era que me fuera", aseguró el jugador ilicitano en una conversación en la que se sinceró como muy pocas veces lo había hecho en una entrevista con un periodista.