| 23 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Mbappé celebra su gol de penalti al Barcelona
Mbappé celebra su gol de penalti al Barcelona

Hecatombe: Barcelona y Atlético se llevan cuatro y se despiden de la Champions

Los de Xavi caen con estrépito en casa (1-4) ante el PSG de Mbappé, autor de un doblete. Los rojiblancos se desploman en Dortmund (4-2), pero sellan su pase al Mundial de Clubes

| Mariola López Deportes

Doble batacazo, y de los que escuecen, en Champions. Barcelona y Atlético de Madrid se llevaron cuatro goles cada uno ante el París Saint-Germain y el Borussia Dortmund, respectivamente. Ambos tuvieron opciones de clasificarse, pero las cuitas del fútbol europeo son insondables. La eliminación azulgrana mete a los rojiblancos en el próximo y reformado Mundial de Clubes, que garantiza al equipo del Metropolitano al menos 50 millones de euros por participar. El Barcelona no participará en el torneo, en un paso más de su bajada a los infiernos.

La hecatombe azulgrana tiene nombre de mosquito

Lo del Barcelona es digno de estudio. Sus aficionados, en un alarde de inteligencia, apedrearon el autobús a la llegada a Montjuic mientras cantaban "Vinicius muérete". Arrancó el partido jugando de tú a tú pero llegó a adelantarse en el marcador, tras un jugadón de Yamine Lamal rematado a gol por Raphinha. Pero con el 1-0 y todo más o menos controlado, Barcola fue derribado al borde del área de manera estrepitosa por Araujo cuando se plantaba ante Ter Stegen: roja clara

 

El partido cambió de rumbo. Los de Xavi, que fue expulsado posteriormente igual que su entrenador de porteros, perdieron el norte. Y Ousmane Dembele, descartado por los azulgrana este pasado verano, fue una tortura. El Mosquito francés hizo el 1-1 antes del descanso y fue un tormento para sus ex compañeros, igual que el español Fabián. En la segunda parte, y tras un golazo de un Vitinha espectacular, provocó un penalti que transformó Mbappé para hacer el 1-3 y dejar virtualmente eliminados a los azulgrana.

 

Precisamente Mbappé volvió a decepcionar. Al francés no se le vio hasta que el marcador ya era claramente favorable a los parisinos, porque hasta entonces pasó absolutamente inadvertido. Los duendes del fútbol son unos traviesos, así que en un partido gris del delantero galo pretendido por el Real Madrid pudo marcar un doblete: sobre el mintuo 90 aprovechó una contra parisina con el Barça entregando la cuchara para, tras varios rebotes, anotar el 1-4 definitivo que mete a los franceses entrenados por Luis Enrique en semifinales.

El Atlético es así

Mientras, el Atlético ejerció de Atlético en Dortmund. Ante el temible Muro Amarillo del Borussia, los de Simeone pudieron adelantarse en un mano a mano de Morata con el portero local que el delantero madrileño falló estrepitosamente. Durante el resto del primer tiempo, el baño alemán fue terrible: 2-0 al descanso y con el Atlético aferrado a Oblak para seguir con vida.

 

Y tras el paso por vestuarios, el Atlético se subió a la ola de la heroicidad: dos goles en quince minutos, del 49 al 64, con tantos de Hummels en propia meta y de Correa, que antes había fallado una ocasión casi más clara que la de Morata en el arranque. Ése 2-2 clasificaba a los rojiblancos, pero la reacción amarilla fue brutal: en tres minutos, Fullkrug y Sabitzer pusieron un 4-2 en el marcador que el Atlético, machacado físicamente y sin ningún carácter, ni siquiera amenazó con remontar y se despide de la Champions.