| 17 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Joan Laporta durante un acto con el Barcelona.
Joan Laporta durante un acto con el Barcelona.

El Barcelona se agarra a un clavo ardiendo para conseguir el perdón de la UEFA

Los azulgranas se fijan en varios precedentes que podrían permitirles seguir participando en competiciones europeas y no recibir de esta manera ningún castigo por el organismo de Ceferin.

| Alberto Marrero Deportes

El Barcelona se enfrenta a una sanción por parte de la UEFA por el 'caso Enríquez Negreira'. El organismo que preside Aleksander Ceferin, recientemente reelegido como máximo mandatario, puede excluir al club azulgrana durante una temporada de la Champions League sin necesidad de que haya una resolución judicial, por lo que podrían dar en las próximas semanas o meses su veredicto. Eso sí, en el Camp Nou hay esperanzas de no ser castigados.

Los pagos de más de 7 millones de euros a José María Enríquez Negreira han metido en un verdadero problema al Barcelona. Mientras que en España se está investigando, la UEFA también está intentando averiguar todo lo que ha sucedido. Joan Laporta ha enviado un escrito a Aleksander Ceferin para informarle, pero se desconocen todavía esas razones o argumentos que le ha dado. Lógicamente deberían seguir en la línea que defiende en Can Barça: se le pagó por los informes arbitrales.

El reglamento de la UEFA recoge una norma en la que el organismo puede tomarse la justicia por su cuenta y decidir sanciones en casos como este sin necesidad de que haya una resolución judicial. Esto quiere decir que si Ceferin, que ya se ha manifestado con palabras que preocupan en la Ciudad Condal, podría tomar la decisión de castigar al Barcelona sin participar en la próxima edición de la Champions League. Pese a que todo pinta mal, en Can Barça piensan en otros precedentes que podrían permitirles salvarse por la campana.

Los precedentes

Según ha recogido el diario As, hay varios equipos que se han visto en situaciones similares. Uno de los casos más sonados fue el del Oporto, que fue investigado por amañar dos partidos en la campaña 2003-04. La UEFA decidió dejarle fuera de la Champions de 2008-09, pero tras varios recursos, el máximo organismo del fútbol europeo tuvo que aceptar que compitiese en esa edición. Por otro lado, el Steaua de Bucarest rumano también se vio en problemas por presuntos sobornos a futbolistas rivales. La UEFA también sancionó al club, pero una serie de atenuantes y otras circunstancias se le difirió el castigo durante un período de prueba de cinco años. 

Otra situación diferente es la del Fenerbahçe. El conjunto turco fue sancionado un año sin jugar en Europa League en 2014 y el curso siguiente sin la Champions por un caso de corrupción. Unos años después, en 2020 fueron absueltos los acusados, pero ya se habían quedado sin participar aquellos años en Europa. Ahora pelean pidiendo indemnizaciones a la UEFA por haberles sancionado en su día.