26 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Consumo interno
Consumo interno

La demanda interna es la salvación de nuestra economía

Según el consenso de diversos organismos, la economía española podría rebotar este año hasta un 5,9% gracias al tirón del consumo nacional. La inversión empresarial y familiar son clave.

| Redacción Economía

El Producto Interior Bruto (PIB) de España puede crecer un 5,9% en 2021, tras la caída histórica del 10,8% en 2020, gracias al impulso de la demanda interna, que se verá beneficiada en buena parte por las ayudas de los Fondos Europeos, según estimaciones del FMI, Banco Mundial, la OCDE y el Banco Central Europeo.

De este modo, la demanda interna rebotaría un 5,7% este año, impulsada, en primer lugar, por la inversión empresarial y, después, por el consumo de los hogares y familias. En lo que respecta a la balanza exterior, las exportaciones de bienes y consumo se impulsarán un 9,8%, mientras que las importaciones crecerán a un ritmo del 9,6%, por lo que se producirá un saldo positivo neto del 0,2%.

El PIB proyectado para España en 2022 es del 6,3%, empujado por el aumento de la demanda, el Plan de recuperación, Transformación y Resiliencia y el repunte del turismo. Además, la mayor certidumbre aumentaría el consumo privado y la inversión en la segunda mitad del año, conforme se despliegan los Fondos de la Unión Europea.

El ‘New Deal’ anunciado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aportará 1,4 puntos porcentuales a la recuperación económica global, según estimaciones del FMI, Banco Mundial, el Banco Central Europeo y la OCDE, que prevén una expansión económica del 5,8% este año frente al 4,4% inicialmente estimado. Si se cumplen las previsiones sobre el impacto positivo de los programas de estímulo económico de Biden, entonces, la mayor fortaleza de la economía americana ayudará a empujar la recuperación económica mundial.

En Estados Unidos, la previsión de crecimiento del PIB es cercana al 7%, en 2021. Las ayudas directas y fiscales a familias y pymes impulsan el crecimiento económico, la confianza y la mejora del mercado laboral, gracias, también, a la reapertura de la economía. La competencia con China –que Biden va a acometer con fuerza buscando aliados en Europa, Canadá, Australia, Japón y Corea del Sur– incluye comercio global, manufactura, finanzas, tecnologías de la información, ciberseguridad y ‘ecommerce’.

Aunque en la Eurozona el PIB decreció en el primer trimestre de 2021, con el consumo y sector servicios deprimidos por los cierres y confinamientos, se espera que la demanda externa impulse la actividad manufacturera que beneficiará, especialmente, a Francia, Alemania e Italia. Tras la temporada turística, se prevé que la actividad repunte en Europa y que el PIB alcance el 4,25% este año. Los Fondos de la Unión Europea deberían impulsar la inversión empresarial y el consumo privado, también en España.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, no ha desaprovechado la ocasión para insistir este sábado que la recuperación económica en España es "fuerte y sólida". Además, la recuperación debe permitir que se aborde un proceso de reestructuración profundo del modelo productivo y tener una economía más justa a largo plazo. Los más de 500.000 empleados en ERTE y los cerca de 300.000 autónomos con la actividad cesada no deben pensar lo mismo.