| 14 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Begoña Gómez en un mitin del PSOE
Begoña Gómez en un mitin del PSOE

La Fiscalía Europea mata el relato de Sánchez: indicios de 3 delitos en Begoña

El problema es que ahora ya no son solo los medios, políticos y jueces españoles sino que la Fiscalía Europea ha iniciado una investigación criminal contra la mujer del presidente

| ESdiario Editorial

Cabecera-Editorial

La Fiscalía Europea ha entrado de lleno en el caso Begoña. Tanto es así que no sólo investiga el asunto con ayuda de la Guardia Civil sino que aprecia indicios de tres delitos en la actuación de Begoña Gómez: malversación, tráfico de influencias y prevaricación, según adelanta el diario El Mundo este viernes. 

La actuación de la Fiscalía hace saltar por los aires el relato que pretende imponer Pedro Sánchez a la opinión pública: que todo es una conspiración política, mediática y judicial contra él y que la oposición, PP y Vox, no tolera estar fuera del Gobierno y ha fabricado un caso contra su mujer con la colaboración de los periodistas críticos, que difunden bulos, y de los jueces, que prevarican. Es lo que él llama “la máquina del fango”.

El problema es que ahora ya no son solo los medios, políticos y jueces españoles sino que la Fiscalía Europea ha iniciado una investigación criminal contra Begoña Gómez porque quieren averiguar cómo se han utilizado los fondos públicos europeos. Y de buenas a primeras observan indicios de tres delitos, todos ellos graves en la actuación de la ‘primera dama monclovita’.

Y ante eso Sánchez solo tiene tres posibles salidas. Una, que no va a suceder bajo ningún concepto, es abandonar su burda y antidemocrática campaña de acoso y derribo a jueces, medios y oposición. Otra consiste en acusar también a la Fiscalía Europea de formar parte del complot contra él, algo que parece demasiado hasta para un tipo como Sánchez. La tercera se trata de ignorar la información y no hacer ni decir nada como mínimo hasta el lunes, una vez que ya hayamos votado en las elecciones europeas.

Esta tercera es la que tiene más probabilidades de suceder, partiendo de que Sánchez está convencido de que sus votantes le creen de manera incondicional y de que tampoco se informan demasiado. Veremos el domingo si la jugada le sale bien, si el teatrillo del encierro en la Moncloa, las cartas para victimizarse y sus ataques a la prensa y los jueces le dan el resultado que espera o, por el contrario, queda expresado con claridad meridiana el rechazo hacia él de la ciudadanía a la que escribe sus cartas.