| 28 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Las ministras Montero y Belarra
Las ministras Montero y Belarra

La complicidad de Sánchez con la ignorancia suprema de Unidas Podemos

Ni reconvención ni equidistancia: el Gobierno avala con su silencio y sus excusas el bochornoso desastre jurídico que están perpetrando sus sectarios y arrogantes socios podemitas.

| ESdiario Editorial

 

Si aún hacían falta más evidencias de las sonrojantes limitaciones de los dirigentes de Unidas Podemos en materia jurídica tras el caos provocado por la ley del sí es sí, la advertencia del CGPJ sobre la nueva ley animal ha sido la puntilla. Porque de acuerdo con la reforma del Código Penal que se tramita a propuesta del ministerio que dirige Ione Belarra, y que el Gobierno ha aprobado para su remisión a las Cortes, puede resultar mayor el castigo para el maltrato de un perro que de la pareja. Otro patinazo mayúsculo que confirma que no estamos ante una excepción sino ante la norma de una formación política de preparación desastrosa.

Y no parece que vaya a colaborar el resto del Gobierno para que se enmienden y traten de enderezar el camino. Más bien lo contrario. Lejos de criticar estos errores gravísimos, el mismísimo presidente se ha limitado a deshacerse en elogios del aparato legal que propugnan sus socios, ensoberbeciéndoles aún más de lo que ya lo están.

Los órganos consultivos no paran de dejar de manifiesto las escandalosas carencias de los podemitas en técnica legislativa

El reconocimiento del error y el intento de reparación han quedado en manos de algunas ministras como María Jesús Montero o Pilar Alegría, o del Fiscal General del Estado, al rescate siempre del Ejecutivo, anunciando cambios en el texto del "solo sí es sí" para endurecer de nuevo los tipos, si bien eso no impedirá que los condenados continúen beneficiándose de la regulación más favorable.

Responsabilidad compartida

Así las cosas, el ensañamiento contra los jueces, a los que los dirigentes podemitas han puesto en el punto de mira, continuará sin que el resto del Ejecutivo mueva un dedo. Y en ese linchamiento, en consecuencia, habrá una responsabilidad compartida de todo el Consejo de Ministros.

La realidad, en cualquier caso, seguirá siendo la misma: los órganos consultivos no paran de dejar de manifiesto las escandalosas carencias de los podemitas en técnica legislativa, por más que se abracen al desvío de culpas hacia una judicatura que tachan de fascista y machista desde su rechazo a la libertad y a la división de poderes. Y la parte socialista será cómplice de ese derroche de ineptitud, mediocridad e ignorancia que está dañando gravemente a nuestra democracia.