22 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Ángel Gabilondo

Gabilondo ya quiso subir impuestos y su partido ya gobierna con Podemos

El candidato del PSOE carece de credibilidad, pese a ser un dirigente serio, en sus dos grandes anuncios. La realidad es que a Madrid le acecha un Gobierno como el de España.

| ESdiario Editorial

 

El candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo,  anunció este lunes con una solemnidad impostada que no pactaría “con este Pablo Iglesias” ni subiría los impuestos en Madrid., dos afirmaciones tan rotundas como falsas que obedecen a su estrategia de atraer el voto moderado que probablemente deje huérfano Ciudadanos.

Los hechos desmienten con rotundidad a Gabilondo, que tiene un historial de decisiones tras de sí lo suficientemente amplio como para analizar la veracidad de sus anuncios electorales. El PSOE ya ha defendido en la Asamblea de Madrid, a través de distintas propuestas, una subida de impuesto que ente unos conceptos y otros alcanza los 3.600 millones de euros.

Y lo ha hecho en sintonía con Podemos y Más Madrid, en una estrategia ampliada por el propio Gobierno de España, que intenta imponer la misma disparatada fiscalidad en todas las Comunidades para acabar con lo que, con enorme sectarismo, tilda de "dumping fiscal" de Madrid, donde se paga demasiados impuestos pero mucho menores que en otras regiones.

Gabilondo ya ha querido subir impuestos y su partido ya gobierna con Iglesias: carece de credibilidad para negarlo ahora

La misma verosimilitud que cabe concederle a sus compromisos fiscales hay que darle a sus promesas políticas con respecto a "este Iglesias": el uso de esa expresión delata a Gabilondo, que sin duda pactará con el líder de Podemos alegando, tras el 4 de mayo, que es "otro" Iglesias distinto aunque obviamente siga siendo el mismo, sectario e incompatible con el progreso.

 

Además de que la aritmética parlamentaria impone una alianza de todos los partidos de izquierdas para llegar a la Puerta del Sol, los precedentes son nítidos: el propio Pedro Sánchez gobierna con Podemos tras asegurar que esa posibilidad le provocaba incluso "insomnio".

No cabe esperar de Gabilondo otra cosa, por mucha grandilocuencia que despliegue ahora para negar lo que acabaría haciendo cinco minutos después de que cierren las urnas: los madrileños han de saber, pues, que el candidato del PSOE solo será presidente si en Madrid se impone otro Gobierno como el que ya padece España.