| 26 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Las víctimas se rebelan contra la complicidad del Gobierno con Bildu

La convocatoria de una gran manifestación el 2 de abril está más que justificada tras tres años de reiterada sumisión del Gobierno a las exigencias infames de Otegi.

| ESdiario Editorial

 

El PSOE acaba de rechazar, por quinta vez en los últimos meses, una propuesta de un grupo parlamentario (en este caso el PP), para prohibir los “ongis etorri” y endurecer las condiciones para que los presos de ETA accedan a beneficios parlamentarios.

Los socialistas votaron en contra de esa moción, junto a Podemos y sus socios, que incluía la exigencia a los presos de pedir perdón de manera expresa a las víctimas y la obligación de ayudar a aclarar los 378 crímenes de ETA que aún no se han resuelto.

 

Marlaska, además, presumió de sus contactos con el entorno etarra para avanzar en lo que, a su juicio, consolida el fin del terrorismo: que un ministro del Interior considere razonable mantener una "línea caliente" con el entorno etarra para discutir su futuro penitenciario debería ser causa de dimisión directa, pero lo es de todo lo contrario.

Lo cierto es que ese debate coincide con una evidente cercanía del Gobierno a Bildu, que ha convertido la atención a los presos de ETA en su mayor condición para apoyar al PSOE en sus investiduras; en dos Presupuestos y en facilitarle el Gobierno de Navarra.

No es de extrañar que las víctimas hayan convocado una manifestación de protesta para el próximo 2 de abril: estar con ellas es una obligación moral

A cambio, desde 2018, el Gobierno ha acercado al País Vasco a 208 terroristas y ha concedido ya 25 veces terceros grados y 14 libertades condicionales… amén de la transferencia de las competencias penitenciarias al País Vasco, que podrá conceder el régimen de semilibertad hasta a otros 84 miembros de ETA.

Solo Europa responde

Cabe recordar que La Ley 29/2011 de 22 de septiembre de Protección Integral de Víctimas de Terrorismo ya permite a las Delegaciones del Gobierno prohibir preventivamente actos de exaltación del terrorismo y ya obliga a proteger la dignidad de las víctimas.

Algo que, con los números en la mano, no se hace: sorprendente, es Europa y no España quien más parece proteger a las víctimas de ETA, hasta el punto de estar cerca de aprobar una resolución formal que considerará los asesinatos de la banda como “crímenes de lesa humanidad”.

No es de extrañar, por todo ello, que las víctimas hayan convocado una manifestación de protesta para el próximo 2 de abril: estar con ellas, en esa cita y siempre, es una obligación moral que nos compete a todos.