| 05 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Otegi, este mes de enero
Otegi, este mes de enero

Sánchez es el responsable de los masivos homenajes públicos a ETA

Es inaceptable que se celebren hasta 200 manifestaciones de exaltación de etarras y que el Gobierno, lejos de frenarlo, mire para otro lado y no aplique la ley ya existente.

| ESdiario Editorial

 

El País Vasco y Navarra han albergado este fin de semana 200 marchas en favor de los presos de ETA, respaldadas públicamente por Bildu, secundadas por Podemos y los sindicatos y toleradas por el Gobierno, cuyo ministro del Interior ha dicho que están "dentro de la ley".

La oposición ya ha anunciado que ampliará sus denuncias ante la Fiscalía General del Estado, al entender que se trata de actos de humillación a las víctimas que Pedro Sánchez tolera por su dependencia de Otegi, que ya dijo que vinculaba su apoyo al Gobierno a la liberación de los terroristas.

 

La realidad es que el Gobierno no actúa porque no quiere, y no porque necesite nuevas leyes o amparo judicial para hacerlo. La Ley 29/2011 de 22 de septiembre de Reconocimiento y Protección Integral de las Víctimas del Terrorismo ya le da la capacidad de actuar preventivamente, según recoge su artículo 61.3 de manera muy expresa:

Que Otegi y Bildu quieran ensalzar, liberar y aplaudir a los etarras es lógico. Pero que el Gobierno lo consienta, es un escándalo.

"Las Administraciones prevendrán y evitarán la realización de actos efectuados en público que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas o de sus familiares, exaltación del terrorismo, homenaje o concesión pública de distinciones a los terroristas".

La vergüenza de Sánchez

Y añade además, por si no estaba claro:  "El Estado asume la defensa de la dignidad de las víctimas, estableciendo la prohibición de exhibir públicamente monumentos, escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas o de exaltación o enaltecimiento individual o colectivo del terrorismo, de los terroristas o de las organizaciones terroristas".

Más claro, imposible. La conclusión es sencilla y bien triste: que Otegi y Bildu quieran ensalzar, liberar y aplaudir a los etarras es lógico: son sus compañeros. Pero que el Gobierno lo consienta, diciendo que no puede evitarlo cuando tiene la Ley a su disposición, es un escándalo.