| 13 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Qué restaurantes de Elche suben, se mantienen y bajan

Restaurante de producto de proximidad, de calidad, de tipicidad. E incorporando un concepto tan actual e importante como es la sostenibilidad.

| Tres eran Tres Edición Elche

SUBEN

Restaurante Cachito

Ctra. Casas del León 71

03296 Elx, Alicante

Cierre: Martes y noches

Precio medio: 40/60 €

Coincidimos como jurados en un concurso gastronómico organizado por Rafael García Santos hace unos años. Pedro Nuño completaba el cuarteto. Y claro, después de la buena experiencia, teníamos que ir a conocer el restaurante familiar de Noelia Pascual. Su Restaurante Cachito en Elche.

Desde entonces cada vez que he estado el nivel crece, llegando en el 2021 en el World Paella Day a conseguir el título de "La mejor paella del mundo". Y doy fe, que son excelentes. Los arroces están elaborados en una gran parrilla de leña, ¡Dios mío qué calor!, incluso con la costrera tradicional con brasas si pedimos un arroz con costra, tan típicamente ilicitano.

Una tradición familiar, creo que es la tercera generación, ahora que la madre les acaba de dejar, llevando actualmente las hermanas Pascual, Noelia en cocina y Lidia, ex alumna mía en un curso de vinos hace años, la sala, con la ayuda del pater familias, la gestión del restaurante.

Restaurante de producto de proximidad, de calidad, de tipicidad. E incorporando un concepto tan actual e importante como es la sostenibilidad. Incluso con su propio huerto ecológico para optimizar producto y ganar en calidad.

Opciones hay muchas. Desde los excelentes arroces de conejo y caracoles, del senyoret, con costra... pescados de la cercana lonja de Santa Pola, buenas carnes a la parrilla... un magnífico jamón ibérico de Arturo Sánchez... con una excelente bodega a precios muy sensatos.

La última vez comimos, empezando por su magnífica hogaza de pan con el toque de brasas, una ensalada de tomate de la huerta con capellanes, unas croquetas de jamón, las gulas con huevo de corral y tomate seco y el calamar de potera a la bruta con su tinta, impecable. Este "ligero" aperitivo dio paso a un arroz seco del senyoret con gambas rojas, excelente. Tres postres caseros para compartir, la tarta de almendras, la mousse de chocolate y la torrija. Al mismo gran nivel.

Un cava de Agustí Torelló Mata y dos botellas de Ángeles de Amaren 2018, más otra de Casta Diva cosecha miel 2019 armonizaron esta comida. Trato impecable por parte de Noelia, a quien me gusta visitar en su cocina y de Lidia en sala.

Magnífico restaurante, absolutamente aconsejable, que mejora cada vez que me acerco. Y muy cerca, aprovechad la visita, el Museo Etnológico de Puçol.

Lidia (jefa de sala), drch. y Noelia (jefa de cocina) izq. del Restaurante Cachito.

SE MANTIENEN

Por seguir en Elche mantenemos a ese restaurante tan apreciado por los gourmets amantes de las tradiciones ilicitanas y los gastronómadas de la contornada, el Mesón La Casa Vella, donde todo sigue igual que hace un lustro cuando lo conocimos por primera vez recomendados por lugareños del mejor yantar, y conocimiento del Camp d’Elx como el hostelero Pepe Orts o el pintor realista Saorín.

No voy a entrar ahora en distingos y distinciones entre los diferentes arroces en, con, y costra que se dan en nuestra provincia, ni mucho menos en esa cursilada que se dice ahora: “poner en valor” cuál supera al otro, pues para gustos hay gramíneas, costreras, maneras y patriotismos. Ya me explayé bastante en libros y artículos al respecto; por tanto, de lo general quiero circunscribirme a lo particular como es esta casa de comida tradicional, donde el arroz en costra ilicitano (siempre por encargo), y distinto del de la Vega Baja, se nos muestra en todo su esplendor incluido el suflé final que coronan los huevos batidos con sabiduría transmitiendo el perfume cárnico y de embutidos llegados de matanza local.

Por cierto, para quienes no gusten de la costra, preparan otro arroz rural que se asemeja bastante, tanto en su clasicismo como en sus componentes como es el tradicional “al forn”, incluso para vegetarianos ofrecen otro con verduras de temporada. Antes de entrar en faena arrocera, resulta recomendable su ensalada de pulpo y gambas, o los pimientos asados con alcachofas. Y si tras los precedentes cabe, recomiendo las chuletillas de cabrito con ajitos y alcachofas, pura melosidad.

Si gustan de encontrar una tarta típica, la de Elche aquí les quedará redonda (nunca mejor dicho); o la tradicional de queso tampoco tiene desperdicio con su mermelada añadida.

Restaurante: Mesón La Casa Vella

C/ Ruperto Chapí 57, Elche

Teléf. 966 66 08 79

Precio medio: 35 a 45€

Horario, sólo comidas en invierno de martes a domingo y en verano de lunes a sábado.

Arroz con costra del Restaurante Mesón La Casa Bella

BAJAN

Restaurante El Huerto del Cura

Y despidiéndonos de ilicitanos y elcheros (tanto montan) comentaremos un clásico que, si bien no ha descendido ni un ápice en su función hostelera, con ese paraje y palmeral que rodea a las habitaciones-bungaló, y el espléndido comedor de Els Capellans asomado al oasis más , ya no es el referente que supuso hasta hace apenas unos años cuando la familia Orts, propietaria de este magnífico conjunto de jardinería y habitabilidad lo traspasó, yendo a parar a manos de otro grandísimo hostelero, pero cuyo acento principal no es precisamente la cocina. Estimamos que hay que devolverles a los grandes hoteles esa oferta gastronómica que los hacía precisamente únicos en todos los sentidos.

Y, cuidado, que Els Capellans, no está nada mal, pero por buscar un símil, es como cuando a un restaurante de tres estrellas le quitan una, algo que nos corroboran nuestros amigos de la “gourmandise” ilicitana aludiendo a una carta más convencional que creativa. Tendremos que volver porque el actual regidor de cocina, bodega y sala nos ha prometido cambios sustanciales.