12 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

El Elche C.F. hace el ridículo en la Copa del Rey

Los de Almiron caen por dos tantos a cero sin generar ni una sola ocasión de gol.

| David Caballero Edición Elche

Un Elche irreconocible ha caído por dos goles a cero en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Rayo Vallecano. Irreconocible tanto por la alineación inicial, lógica por la plaga de lesiones, como por el ridículo que hicieron los jugadores en el terreno de juego, pareciendo más un equipo de Tercera División que de Primera.

El día no comenzaba bien para el Elche, con los dos aplazamientos del partido, primero a las cuatro de la tarde y posteriormente a las diez de la noche debido a la incapacidad del presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, de adecuar el campo de la Ciudad Deportiva del conjunto del barrio de Madrid por una falta total de previsión. Si el Elche hubiese sido cualquier otro equipo, se hubiera plantado ante la Federación para que se desclasificara al Rayo por no disponer de un campo adecuado. Pero somos el Eche, recordemos, el único equipo al que han descendido de Primera División por apenas dos millones de euros, es decir, sin ninguna fuerza en ningún estamento.

Volviendo al partido, queridos lectores, poco podemos decir hoy en esta sección, porque se puede perder, de hecho soy de la opinión que lo mejor era olvidarse ya de la Copa y centrarse en La Liga, que es lo que realmente importa, pero lo que no se puede es perder sin competir y haciendo el ridículo de esa manera ante toda España. 

Los jugadores salieron al terreno de juego derrotados, sin ganas, lentos, sin llegar a ningún cruce, hasta Iván Marcone parecía otro con continuas pérdidas de balón. Hoy no podemos destacar como es lógico a ningún jugador, el Elche deambuló por el terreno de juego, sin generar ni una sola ocasión de gol ante la portería del Rayo, lo dicho, lamentable. 

Tal vez, y digo sólo tal vez, si el dueño del Club no fuera a la vez el representante de Almirón, el preparador argentino haría mucho que hubiera abandonado el banquillo ilicitano. Ya decíamos en estas mismas líneas hace apenas seis días, que el equipo ha dejado de creer en un sistema que ha quedado demostrado que no funciona, a pesar de la insistencia de un Almirón que ya no cree tampoco en sus propios jugadores que llegó a pedir el viernes en la rueda de prensa previa a este partido hasta seis refuerzos para mejorar la plantilla. Muy mala pinta tiene este Elche.