| 18 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Termómetro marcando 44 grados en una ciudad española.
Termómetro marcando 44 grados en una ciudad española.

¿Cómo ir vestido a trabajar para que no te dé un parraque?

El cambio climático ya está aquí y en países como España lo sufrimos especialmente. Como para ir a trabajar hay que cuidar la vestimenta aquí les facilitamos unos interesantes consejos.

| Israel García-Juez esTendencia

 

Hablar de estrés térmico en España en verano quizá se queda corto. Cada año se superan nuevos récords que sitúan algunas zonas de nuestro país por encima de los 40 grados. Pero hay que ir a trabajar.

Y desde Esdiario somos de la opinión que "a la oficina" sea la que sea, no se puede ir en chanclas y pantalón corto. Hay que guardar la imagen por respeto a tu trabajo y también por consideración a los clientes.

A mí me ha tocado en varias ocasiones mandar a redactores y camarógrafos a su casa a cambiarse de ropa y antiguamente al Palacio de la Zarzuela no se podía entrar si no llevabas corbata, independientemente del calor que hiciera en la calle.  

Al margen de esto, las altas temperaturas en esta época del año se convierte en una de las principales preocupaciones en todo lo relativo a la prevención de riesgos laborales, sobre todo, en entornos en los que los trabajadores están expuestos a condiciones de calor extremo y, especialmente, si sus tareas conllevan esfuerzos físicos.

En este sentido, las medidas más efectivas para evitar el riesgo de estrés térmico por altas temperaturas pasan por beber agua y mantenerse hidratados, establecer pausas en zonas aclimatadas o en la sombra y sobre todo el uso de vestuario laboral adecuado.

Pero ¿cómo debe ser la ropa laboral en verano para soportar altas temperaturas y evitar el estrés térmico? Monza, la firma de confianza en vestuario laboral con más de 65 años de experiencia ha elaborado un listado de recomendaciones a tener en cuenta para elegir de forma adecuada el vestuario laboral en verano que ha querido compartir con Esdiario. 

Tipos de tejidos

Ligeros, suaves, elásticos y cómodos, que tengan alta transpirabilidad y secado rápido, así debe ser la tela del uniforme laboral ideal para trabajar en verano con altas temperaturas. Además, a pesar de ser prendas muy ligeras tienen que cubrir la piel, especialmente en los casos en los que se requiera protección a rayos solares. Por el contrario, la empresa especializada en vestuario laboral recomienda evitar los tejidos menos apropiados como son los elaborados con materiales más gruesos y rígidos, sin transpirabilidad, de colores oscuros, ya que todos ellos no aportan comodidad ni protección.

Características técnicas

La incorporación de aperturas adicionales controladas por cremalleras en zonas críticas, permiten una mayor transpirabilidad en momentos puntuales. Además, aconsejan tejidos y costuras anti-roce, que proporcionan máximo confort en situaciones de altas temperaturas, así como opciones MULTI-CAPA para poder combinar diferentes coberturas y características técnicas según el puesto, que incluso pueden adaptarse a los cambios que se requieran durante la jornada laboral. Todos ellos son la opción más apropiada para los uniformes laborales en verano.

Diseños y patrones

Según los expertos es fundamental que estos se adapten al puesto de trabajo, a la necesidad física y funcional del usuario, y dentro de esa máxima, ofrecer siempre propuestas que aúnen todas las ventajas como extra de comodidad, ergonomía o elasticidad. Asimismo, es importante valorar la incidencia de otros elementos en verano, no solo el calor, sino también los rayos de sol o el sudor.

Colores

Los colores claros son siempre los más recomendables para evitar que la acción directa del sol genere mayor sensación de calor. Los expertos mencionados cuentan con una amplia paleta de colores que permite optar por tonalidades muy adecuadas en verano como blanco, beige, visón, arena, gris hielo, celeste o azul estelar.