17 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
El vicepresidente, Pablo Iglesias

Iglesias se reafirma y presume de decir la "puñetera verdad" desde el Gobierno

El vicepresidente no piensa dar marcha atrás tras poner en cuestión a las instituciones, sino todo lo contrario, se jacta de ello por la posición que tiene dentro del Gobierno.

| A. Jiménez España

María Jesús Montero le dijo a Pablo Iglesias en una bronca en los pasillos del Congreso aquello de "no seas cabezón", pero parece que el vicepresidente ha seguido, sigue y seguirá siempre en sus trece. No está dispuesto a retractarse, después de haber puesto en tela de juicio la calidad de la democracia española, sino todo lo contrario, se reafirma una y otra vez, presumiendo de ello, y de su presencia en el Consejo de Ministros, a pesar de que tiene a la mayoría en contra.

De hecho, el ala socialista clamó tanto en público como en privado contra las palabras de Iglesias, hartos de las salidas de tono de un vicepresidente que necesita espacio mediático para que las siglas de su partido no se diluyan, y más, cuando las elecciones catalanas están a la vuelta de la esquina, aunque eso implique olvidar su cargo.

 Por ello, Iglesias se ha reafirmado en su posición de que hay situaciones que revelan que España es una "democracia mejorable" y ha ido un paso más allá, jactándose y mostrándose "orgulloso" de decir la "puñetera verdad" desde dentro del Gobierno.

Además, ha asegurado que ningún miembro del Ejecutivo le ha sugerido que deje su puesto a raíz de esta polémica, a pesar de que muchos de ellos se han mostrado visiblemente en desacuerdo con el vicepresidente. "No. Vamos, solo faltaría" ha remachado en declaraciones a la emisora Rac 1.

Y es que, a juicio de Iglesias, resulta una "obviedad" decir que los españoles viven en una "democracia mejorable", dado que precisamente por esas convicciones han recibido 3,5 millones en las últimas elecciones generales, aunque moleste a señores "muy poderosos". De hecho, ha subrayado que para decir que se está "en el mejor de los mundos posibles ya están otros", pero él no.

Iglesias utiliza a la Monarquía para cuestionar la democracia

Así, ha hablado de las situaciones que sustentan sus dudas acerca de la existencia de una democracia plena, volviendo a atacar a la Monarquía al tildar de "huida" la salida del Rey emérito a Emiratos Árabes tras la presión del Gobierno.

También considera que el bloqueo de la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) o la mediación que realizó el consejero de Justicia madrileño, Enrique López, entre el abogado del PP y el entorno del extesorero de esta formación, Luis Bárcenas, son prueba de ello, a pesar de que las intenciones de Podemos realmente pasan por poder controlar la Justicia con su propuesta de reforma del CGPJ y de que López ha insistido en que se limitó a "poner en contacto" a las partes implicadas en el procedimiento por su condición de juez.

Por su parte, Iglesias ha asegurado no ha hablado de este asunto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aunque ya ha avisado que cuando lo haga le trasladará una reflexión del dramaturgo alemán Bertolt Brecht, que aludía a que hay tiempos en los que "sale tan caro decir obviedades". "Estoy orgulloso de decir la verdad dentro del Gobierno. Es una obviedad decir que vivimos en una democracia mejorable", ha zanjado.