| 23 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Antonio Banderas y María Casado, durante la gala de entrega de los Goya
Antonio Banderas y María Casado, durante la gala de entrega de los Goya

La película 'Las niñas' triunfa en los Goya del Covid y el pullazo a Sánchez

En una gala tan ágil como atípica, el recuerdo a las víctimas en la pandemia estuvo presente en la ceremonia, siendo el actor Alberto Sanjuán el encargado de poner la nota reivindicativa.

| M. Villa España

 

Con los estragos de la pandemia planeando durante toda la ceremonia y los candidatos recluidos en sus casas, los premios Goya vivieron la gala más atípica de sus 35 años de historia. Y también la más ágil, pues menos de dos horas y media se despachó la entrega de los 'cabezones'; un ritmo fluido y solemne, que salvo por un dardo envenenado contra la parte socialista del Gobierno se desarrolló sin sobresaltos.

Antonio Banderas y María Casado, desde el teatro Soho de Málaga, fueron los encargados de conducir la ceremonia, salpicada con breves saludos y mensajes de apoyo de estrellas de Hollywood como Al Pacino, Nicole Kidman, Tom Cruise, Barbra Streisand o Robert de Niro. También fueron constantes las alusiones a la incidencia del Covid en nuestras vidas durante el último año.

Tanto protagonismo tuvo la enfermedad -el elevado número de víctimas, el parón social y económica y la necesidad de recuperar la normalidad; ninguna crítica a la gestión- en los discursos y en los agradecimientos que fue una enfermera, Ana Ruiz, la encargada de entregar el Goya más deseado de la noche, el de la mejor película. Fue para 'Las niñas' , la cita más laureada de este año. La película de Pilar Palomero se llevó los premios a mejor película, dirección novel y guion original.

 


Los premios técnicos se los repartieron entre 'Adú' (también mejor dirección para Salvador Calvo) y 'Akelare'. Patricia López Arnaiz fue la mejor actriz por 'Ane' y Mario Casas, el mejor actor por 'No matarás'. Ángela Molina se convirtió en la octava mujer en la historia de los Goya que recibe el galardón honorífico.

Marcada por la pandemia y esencialmente telemática, la gala tuvo una alfombra roja por la que desfilaron los actores y directores que luego entregaron los premios como únicos protagonistas, completados con conexiones virtuales. “Los Goya son nuestra fiesta: la celebramos en pantallas, como el resto”, aseguró en su parlamento el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso.

El PSOE y los derechos humanos

Y bien que lo celebraron los ganadores desde sus casas, como se pudo comprobar a lo largo del evento. Fue el caso de Alberto Sanjuán, que se hizo con el Goya al mejor actor de reparto por 'Sentimental' y que tras los agradecimientos y bromas de rigor dejó la única salida de tono política de la noche.

Conocido activista de izquierdas, Sanjuán hizo alusión a una de las controversias en la que andan enfrascados los socios de Gobierno: el control de los precios del alquiler, como parte de una política de vivienda social más agresiva.

 

El actor se puso del lado morado de la coalición y le soltó el siguiente pullazo a Pedro Sánchez: "Me han pedido una cosa y la tengo que hacer con mucha humildad: le tengo que decir algo al PSOE. Los derechos humanos no puden ser bienes con los que se especule. La vivienda es un derecho básico".

Por supuesto, el jefe del Ejecutivo no se dio por aludido y en su perfil de Twitter dejó un mensaje en su habitual tono de autofelicitación. "La cultura ha sido una de las tablas de salvación en este año de pandemia. Hoy, con los Goya2021, se reconoce el trabajo de los grandes profesionales del cine. ¡Enhorabuena a los premiados/as esta noche!", proclamó, comprometiéndose a continuación a "seguir apoyando a este sector, parte indispensable de la historia".