| 30 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Fernández Vara junto a su reloj
Fernández Vara junto a su reloj

El gusto de Fernández Vara por los relojes ¿caros o falsos? agita las redes

El presidente socialista de Extremadura niega que se gastara 55.000 euros en un reloj y asegura que “ni me gustan ni entiendo de relojes”. Pero la hemeroteca le deja en evidencia.

| E. M. España

Una de las cosas que tiene el verano es que, ante la falta de otras noticias, surgen las tradicionales serpientes informativas. A raíz del último incendio de Extremadura y de la visita de Pedro Sánchez -la famosa de las fotos posando junto a los rescoldos- se ha derivado otro debate paralelo al fijarse muchas personas en otro accesorio: el reloj del presidente de la Junta de Extremadura, el socialista Guillermo Fernández Vara.

Varios usuarios de redes sociales advirtieron que Fernández Vara luce en las fotos “·un reloj muy difícil de conseguir, como casi todos los Pateks, que tiene un precio de casi 55.000 euros”, pero el comentario se transforma en debate sobre los relojes del presidente extremeño cuando es el propio Fernández Vara quien entra al trapo y contesta que “ni me gustan ni entiendo de relojes. Lo compré hace años en el Paseo Marítimo de Islantilla por algo más de 50 euros. Lo uso en verano porque tiene la correa de goma”.

 

Y de ahí, la polémica está servida: ¿Está reconociendo entonces Vara que lleva un reloj falso de imitación de esos que compras en el top manta? Una forma de quitarse la acusación de tener gustos caros, pero que cae en otro problema: comprar imitaciones sería participar de la industria de la falsificación, algo por cierto ilegal y perseguido. Esto lleva al presidente a un callejón sin salida, como le señalan en las redes sociales, pues o compra falsificaciones o cree que es mejor mentir y ocultar que es verdadero.

Entre tanto lío, surge además la temida hemeroteca, dejando en evidencia que el presidente de Extremadura tiene varios relojes en su colección, y que por lo tanto parece que sí entiende y sí le gustan estos accesorios: “Es evidente que gustarle, sí le gustan. No entiende de relojes, dice, y tiene más que la Joyería Suarez. No sé no sé... que lo mismo son todos del Paseo Marítimo”.