| 22 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ximo Puig.
Ximo Puig.

Puig quema 58 millones en la cibered que debió avisar del incendio al tren

Nadie alertó a la maquinista que el fuego estaba a 5 kilómetros de la vía ni que avanzaba a 45 kilómetros por hora. Por el dinero que costó este "teléfono rojo" debería ser infalible.

| Francisco Mercado España

 

 

La red de alertas del Gobierno valenciano (Coordcom G5) que debió informar el 16 de agosto al gestor ferroviario (Adif) del incendio junto a la vía en la zona de Bejís es tan costosa como ineficaz. En 2021, Ximo Puig renovó el contrato por dos años prorrogable por tres más para aportar y explotar esta malla cibernética que integra e informa a todas las autoridades concernidas por una emergencia, incluida Adif.

Suman 25,8 millones. Gastó otros 6,6 millones en 2020 en dicha red. En 2017, licitó por 15,7 millones igual servicio. Desde 2011, hay pagos rastreables al menos por 10 millones más. Esto eleva a más de 58 millones el coste del sistema de avisos de incendios que falló con el tren de Bejís. Puig no tiene casi bomberos (en mayo hizo fijos 285 de 948, pero tras los incendios fichó nuevos temporales), pero posee un ciberteléfono rojo que en tres horas fue incapaz de avisar de un incendio a un tren cuyo pasaje casi perece. Con el coste del Coordcom G5 se pagan dos años la plantilla de sus bomberos.

El sistema de respuesta a emergencias del 112 de Puig está basado en esta costosa aplicación: el Coordcom G5

Todo el sistema de respuesta a emergencias del 112 de Puig está basado en esta costosa aplicación, el Coordcom G5: "En este sistema están integrados un elevado número de servicios operativos de protección civil, extinción y salvamento, urgencia sanitaria y seguridad pública, pertenecientes a todas las administraciones en el territorio de la Comunitat Valenciana, los cuales disponen en sus respectivas centrales de uno o más puestos de operación del referido sistema".

Entre sus integrantes figuran los siguientes: Servicio de Emergencias de Generalitat; Consorcios Provinciales de Bomberos; Servicios Municipales de Bomberos; Unidad del CNP adscrita a la Comunitat Valenciana; Central de Prevención de Incendios Forestales; Cuerpos de Policía Local; Guardia Civil; Cuerpo Nacional de Policía (CNP); UME; ADIF...

Adif está integrada en la malla de emergencias del gobierno valenciano. Por tanto, en principio sabe tanto de cualquier incendio como los agentes y bomberos si la información es correctamente compartida. No necesita una llamada especial

Sí, Adif está integrada en la malla de emergencias del gobierno valenciano. Por tanto, en principio sabe tanto de cualquier incendio como los agentes y bomberos si la información es correctamente compartida. No necesita una llamada especial. A través de Coordcom G5 debería saber todo y saberlo interpretar.

El suceso de Bejís demuestra que el "ciberteléfono rojo" de Ximo Puig falló

Pero el suceso de Bejís muestra que esta red falló. Adif, dependiente de Pedro Sánchez, alega que no fue avisada por el Gobierno valenciano de ningún incendio que pusiese en peligro la vía. Sin embargo, la conversación de la maquinista a las 17.54 horas con el puesto de mando de Adif aflora que alguna información clave ya tenía el gestor ferroviario a través de los bomberos: su última información era que el fuego estaba a cinco kilómetros de la vía.

Esta información debió bastar para que Adif frenase el tren que partió a las 16.22 horas de Valencia, más de una hora después de que se ordenase evacuar Bejís por el cuartel de emergencias que comparten Sánchez y Puig. Pero hay un dato que dinamita el optimismo de Adif y bomberos: que el fuego estuviese a cinco kilómetros de la vía no era un ningún dato garantista. Porque desde mediodía, según alcaldes presentes, el incendio avanzaba a 45 kilómetros por hora. Y en dirección a la vía. El fuego galopaba hacia el tren. Avanzar cinco kilómetros le costaba 9 minutos.

Si todas las autoridades ancladas a la malla del 112 de Puig tienen acceso a todos los datos de un incendio… o falló la información emitida o su interpretación por Adif

La propaganda de Puig elogia el Coordcom G5: "El Sistema Integrado de Gestión de Emergencias de "1·1·2 Comunitat Valenciana" es la herramienta prioritaria de coordinación multidisciplinar, de manera que todas las agencias pueden acceder simultáneamente a toda la información y recursos necesarios, al tiempo que se disminuyen los tiempos de despacho y respuesta, por medio del uso de los sistemas telemáticos. Dispone de herramientas de gestión de recursos, incluyendo el seguimiento geográfico de su ubicación".

Si todas las autoridades ancladas a la malla del 112 de Puig tienen acceso a todos los datos de un incendio… o falló la información emitida o su interpretación por Adif. Pero cuesta creer que tras pagar más de 58 millones por una malla cibernética haya que tirar de teléfono para avisar a todos los entes concernidos por una emergencia.

 

El dinero destinado a esta red supone casi el 60% del presupuesto que dispone Puig para financiar los consorcios provinciales de bomberos, a los que adeuda 20 millones. Esta aplicación supone un gasto anual de más de cinco millones. Sin embargo, el coste de la plantilla privada contratada para manejar esta red apenas supone 1,1 millones. Lo que redunda en el coste del software. Por ese precio debería alertar a todas las ardillas del peligro de incendios.