| 26 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Villarejo, flanqueado por Baltasar Garzón y Dolores Delgado.
Villarejo, flanqueado por Baltasar Garzón y Dolores Delgado.

“El Mago (Garzón) nos ayudó a tener una reunión con el fiscal y con Delgado"

En una cinta Villarejo narra ante el empresario Pérez Maura supuestas ayudas de Garzón y Delgado, negadas por ambos, para frenar su extradición a Guatemala.

| Francisco Mercado España

 

 


ESdiario aporta el acusador relato sonoro de José Manuel Villarejo contra Baltasar Garzón y Dolores Delgado que ofreció a su cliente Ángel Pérez Maura para convencerle de que le estaban ayudando a convocar citas en la Audiencia Nacional para frenar su extradición e incluso orquestar pagos al denunciante. 

Delgado y Garzón ya han negado tales afirmaciones, pero no consta investigación judicial sobre su veracidad ni por difamación. Pérez Maura ha afirmado que Villarejo le engañó al pedir un millón en nombre de Garzón.

En julio de 2017, según Villarejo, visitó España Iván Velásquez, promotor de la extradición a Guatemala de Pérez Maura en nombre la CICIG (Comisión Internacional contra la Corrupción y la Impunidad en Guatemala) por presuntos sobornos en dicho país a altos cargos por valor de 30 millones de dólares, incluido el presidente Otto Pérez Molina, para obtener la construcción y gestión de una nueva terminal de contenedores en la zona portuaria de Quetzal.

En ese contexto, el excomisario realizó una reunión en su oficina para desarrollar su estrategia para frustrar tal entrega.

Estuvieron presentes, a tenor de la cinta, Ángel Pérez Maura (cliente del excomisario, al que facturó 7,5 millones), su hermano Álvaro Pérez Maura (también procesado en dicho caso) y el letrado y socio de dicho agente, Rafael Redondo.

Las afirmaciones o fabulaciones de Villarejo sobre las presuntas ayudas de sus amigos Delgado y Garzón para maniobrar contra el promotor de la extradición de Pérez Maura son tan graves como recurrentes a lo largo de esa reunión que duró hora y media.

 

El excomisario Villarejo, en una de sus comparecencias en el Congreso.

 

Así se expresa Villarejo ante los Pérez Maura: “Tuve una reunión con el Mago [Baltasar Garzón], él no sabía que venía [Iván Velásquez]. Obviamente, cuando se enteró él [Garzón] también vino a las reuniones y, obviamente, ha estado hablando con él [Velásquez] y tal.

Lo sorprendente es que aprovechando la cuestión el tipo [Velásquez] lo que quería era tener una reunión como la que tuvo con el fiscal jefe de la Audiencia Nacional [Jesús Alonso] para el tema de por qué no revocaban las medidas [de libertad] que tú [Ángel Pérez Maura] tenías.

Afortunadamente, ahí el Mago [Garzón] lo que hizo es yo te ayudo, te llevo a la persona en cuestión. Tuvieron una reunión con el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, y con la segunda de a bordo, María Dolores [Delgado], Lola, que es la que lleva el tema del antiterrorismo y extradiciones”.

ESdiario aporta el acusador relato sonoro de José Manuel Villarejo contra Baltasar Garzón y Dolores Delgado que ofreció a su cliente Ángel Pérez Maura para convencerle de que le estaban ayudando a convocar citas en la Audiencia Nacional para frenar su extradición

Los aludidos han negado tal encuentro. Pero no se trata de una nota de agenda. El que habla es Villarejo. Y, al menos, existen tres testigos: Redondo y los Pérez Maura. ¿No es relevante judicialmente que un excomisario diga contar con el apoyo de un exjuez y de una fiscal, hoy fiscal general del estado, para lograr citas en la Audiencia Nacional para frenar una extradición? Si Villarejo difama es grave. Si dice verdad, peor.

En el relato grabado del excomisario, frente al mentís de Delgado y Alonso, la cita en la Audiencia Nacional sí existió. Y el denunciante salió complacido según Villarejo. “Obviamente, la suerte es que el Iván [Velásquez] se quedó muy tranquilo, con lo cual no nos consta que haya hecho ninguna otra reunión con la Audiencia Nacional. Y nada más salir de la reunión, obviamente, el cambio fue muy diferente. Lola [Delgado] es muy amiga de Balta [Garzón] y muy amiga nuestra. Comimos hace unos días precisamente con ella en el último viaje que hizo este hombre”. Redondo, socio de Villarejo, reitera igual mensaje: compartió comida con Delgado y ella participó en dicha cita de la fiscalía con Velásquez en la Audiencia Nacional.

 

Delgado y Garzón, en su etapa en la Audiencia Nacional como fiscal y juez.

 

Villarejo no sólo refleja la supuesta cita de Velásquez con Jesús Alonso, fiscal jefe en la Audiencia Nacional y su subordinada Delgado. También detalla o fabula el mensaje vertido al denunciante, coincidente con sus deseos: que la extradición no era viable. “Nada más venir, ahí ellos hablaron con el fiscal. Oye mira que esto ese así, que mira, que bajo ningún concepto, que no hay pruebas. Porque el tipo dijo que hay unas pruebas apabullantes”. Y recrea así el diálogo de los fiscales en la Audiencia Nacional con Velásquez:


“-No entiendo que con todas las pruebas que hemos aportado…
-¿Pero qué pruebas habéis aportado?
-Todas las que tenemos y tenemos que tener la garantía de que cuando aportamos… Porque nos habéis pedido los originales, que mientras no las aportemos no vais a establecer las medidas cautelares. El año pasado en abril teníais que haber decretado inmediatamente la detención y puesta a nuestra disposición. No la hicisteis. Como se nota que esta persona es de buena familia”.

Villarejo no sólo se jacta de colar a Velásquez en la Audiencia Nacional para que se estrelle en un muro que dice controlar, sino que de que tiene una segunda línea para frenar la extradición: comprar al denunciante.

“Ese fue el discurso del pavo que, por otro lado, cuando el Mago [Garzón] ha contactado con él, por eso digo que es un hijo de puta, oye, bueno, vamos a ver, este tío me interesa, es una persona maja, puede ayudarnos en tal, y ha estado, digamos, toreándole. Sobre todo, además, con un agravante. Este señor cobra a través del hijo. El hijo tiene un despacho de abogados. El hijo de Iván es abogado. Tiene un despacho de abogado. Mierdecita. Y a través del hijo y de una querida que tiene... La querida la tiene en Colombia. Tiene dos, pero una ya la tenemos localizada. A través de la querida y del hijo él cobra.

Entonces, le ha hecho al Mago [Garzón] que le contrate al despacho con una gilipollez, con una historia, para empezar a ir inyectándole, pero, claro, en función de cómo vaya evolucionando”. Nuevamente, una doble acusación formulada por Villarejo: Velásquez tiene precio y Garzón utilizó esa vía. Garzón y Delgado ya han negado toda relación con Villarejo en este asunto. Y la defensa de los Pérez Maura niega cualquier ayuda de la fiscal y el exjuez.

Villarejo no sólo se jacta de colar a Velásquez en la Audiencia Nacional para que se estrelle en un muro que dice controlar, sino que de que tiene una segunda línea para frenar la extradición: comprar al denunciante.

Pero la lógica persuasiva de Villarejo en la reunión con los Pérez Maura difiere de tales desmentidos: Velásquez quiere forzar la amenaza de extradición para aumentar su peaje. “Por un lado, que es lo que más nos ha cabreado a nosotros, está haciendo el hijo de puta como los americanos, por la mañana toma café en París y por la tarde bombardea Hanoi. Él, vamos a llevarnos bien, vamos a llevarnos bien, pero lo que quiere, la impresión que tiene el Mago [Garzón], que le ha dado, es que quiere complicar el tema más para en función de lo que complique luego pedir una serie de cosas adicionales. Porque ahora mismo tal y como lo ve, él tiene poco que negociar. Es la sensación que le ha dado a él [a Garzón]”.

Villarejo defiende conceder peajes a Velásquez para que afloje con la extradición, pero afirma que la situación se está descontrolando porque el denunciante la complica para que su hijo obtenga un generoso contrato como pago. “¿Qué problemas tiene él [Velásquez]? Que nosotros se los hemos engordado un poco más (...) El argumento de Iván es que tenía que entregarse [Ángel Pérez Maura] para empezar a cerrar los acuerdos finales. Después de dos días que ha estado Rafa [Redondo] hablando con la señora ésa el asunto es éste. No, mire, el asunto es éste: ustedes querían algo interesante para tener algo que llevarse a la boca y nosotros estamos dispuestos a darle una serie de cosas a cambio. Total, que al final, la impresión es que está engordando el tema porque lo que quieren es que al niño [el hijo de Velásquez] le haga un buen contrato, vamos que él [Velásquez] cobre a través del despacho del hijo lo que estime oportuno”.

Las tesis de Villarejo, fabuladas o no, se hicieron realidad. La Audiencia Nacional denegó en 2018 la extradición de Pérez Maura. Y lo hizo basándose en un escrito de la fiscalía de la Audiencia Nacional, contraria a la entrega por diversas razones legales.

Lola [Delgado] es muy amiga de Balta [Garzón] y muy amiga nuestra. Comimos hace unos días precisamente con ella en el último viaje que hizo este hombre”.

La defensa de los Pérez Maura niega toda relación entre este desenlace y el contrato de Villarejo, firmado para contrarrestar en Guatemala un conflicto reputacional y, en consecuencia, desinflar el origen de la querella. ESdiario ha solicitado la versión de Garzón, Delgado y Velásquez para matizar o ampliar sus desmentidos.

Delgado recordó a este diario que su presunta cita ya fue desmentida por la Fiscalía. Por su parte, Garzón replicó a este diario lo siguiente a través de su bufete: "La información por la que pregunta es falsa y ante el daño reputacional de la difusión de una noticia e información falsas para este despacho, se ejercerán las acciones legales pertinentes".

Este diario no proclama la veracidad de cuanto proclama Villarejo sobre Garzón, Delgado o Velásquez, sino la veracidad de que lo ha dicho y ante testigos. Sus afirmaciones guardan relación con hechos investigados por la Audiencia Nacional.

Todo ello lo configura como noticia. Y no es noticia falsa porque Villarejo ha dicho lo que ha dicho. Y ésa es la noticia. Que dice cosas muy graves de personajes relevantes. Y es tan noticia como cuando acusa en falso o no a personajes del PP, al emérito o al CNI.