02 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Illa, en la reunión de su grupo parlamentario en el Parlament.
Illa, en la reunión de su grupo parlamentario en el Parlament.

Balance de la "Operación Illa": Puigdemont controla el Parlament y boicot a Vox

La "Operación Illa" ha acabado con el exministro de Sanidad convertido en irrelevante en Cataluña. Junqueras ha repartido todas las cartas dando la espalda al PSC. Cordón sanitario a Abascal

| M.B España

24 horas antes de que la nueva legislatura eche a andar en Cataluña, la suerte está echada. No hay aún gobierno a la vista pero la configuración del nuevo Parlament ha dejado una primera y clara conclusión: la Operación Illa ha fracasado y el exministro de Sanidad está abocado a jugar un papel muy poco relevante en la oposición.

El partido de Oriol Junqueras ha repartido las cartas y allana el camino a Pere Aragónes y su previsible pacto con Junts y la CUP. Así, ERC ha anunciado este jueves que Junts se quedará con la Presidencia del Parlament -para la que Puigdemont ha elegido a Laura Borrás- los republicanos la Vicepresidencia y la CUP tendrá un puesto en la Mesa de la Cámara en una de las cuatro Secretarías del órgano.

En un comunicado, ha celebrado "este primer paso" y ha confiado en que en los próximos días se continúe trabajando para lograr un acuerdo global que dé estabilidad al próximo Govern en la nueva legislatura.

Este anuncio se produce en víspera de que se celebre el pleno de constitución del Parlament de este viernes, en el que se elegirá al sustituto de Roger Torrent y al resto de miembros de la Mesa de la nueva Cámara catalana.

En lo que si ha tenido éxito Illa es en su iniciativa para imponer un cordón sanitario a Vox. Los grupos del PSC, ERC, Junts, Comunes y CUP han acordado un decálogo para frenar "discursos de odio" y la actividad de Vox.

Sergi Sabriá y Elsa Artadi, los negociadores de ERC y Junts, este jueves en el Parlament.

 

El acuerdo, con el nombre Por un Parlament comprometido con la democracia, los derechos y la diversidad, se ha alcanzando entre los cinco grupos parlamentarios -todos los de la Cámara excepto PP y Cs- tras diversas reuniones durante las últimas semanas, han informado los grupos en sendos comunicados.

Entre los acuerdos, han incluido mantener un espacio de trabajo conjunto durante la legislatura para coordinar las respuestas ante acciones concretas de Vox, y utilizar los espacios de intervención del Parlament para combatir los discursos de odio y contrarrestar "las informaciones falsas que puedan inducir a discriminaciones y vulneraciones de Derechos Humanos".

Han acordado establecer los acuerdos necesarios para impedir la presencia de Vox en la Mesa del Parlament, en las mesas de las comisiones, en la coordinación de los intergrupos y en la relatoría de los grupos de trabajo, y que la presentación de ponencias colegiadas recaiga sobre diputados de dicha formación.

También quieren evitar, siempre que sea posible, su presencia en los nombramientos que dependen del Parlament, y rechazan "normalizar y legitimar la acción política" de este partido, por lo que no suscribirán ninguna iniciativa parlamentaria con éstos y tratarán de evitar que prosperen las suyas.

Además, cuando se organicen los encuentros de trabajo entre los grupos parlamentarios y entidades para abordar temáticas concretas, informarán a las entidades de que no se convocará a formaciones "de extrema derecha".