| 04 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Pedro Sánchez resucita el Prestige para presumir de su gestión del volcán

El presidente pide “respeto” a sus adversarios pero ataca con dureza al Partido Popular sacando a relucir crisis de otros gobiernos

| J.F España

“Las crisis y las reformas hay dos maneras de abordarlas”, aseguraba el presidente del Gobierno este miércoles durante su rendición de cuentas anual. Así iniciaba un ataque “feroz” a la oposición en el que ha asegurado que las formas de gestionar las crisis por parte del Partido Popular son “las peores”, mientras que Sánchez las ha abordado todas, incluida la del coronavirus, de forma “positiva”. 

Y para vender su discurso y hacer ver que la pandemia y la crisis económica que ésta ha traído consigo están prácticamente superadas, Sánchez ha “resucitado” viejas crisis de Gobierno cuando estaba en la Moncloa el Partido Popular. Entre ellas, el Prestige, que acabó con buena parte de las costas gallegas y de su biodiversidad: la Justicia consideró que el capitán del buque fue el máximo responsable. 

“Comparemos: una contrarreforma impuesta por la administración del Partido Popular y una reforma laboral acordada con los agentes sociales. Una respuesta a la crisis del Prestige, o una respuesta a la crisis del volcán. La respuesta a la crisis financiera o la respuesta a la crisis del covid”, ha señalado Sánchez. 

Y no se ha quedado ahí, Sánchez, desde la Moncloa y con en un discurso que se supone que es institucional para rendir cuentas sobre su gestión política durante el año, ha atacado a la oposición con la guerra de Irak. “¿La entrada de España en la guerra de Irak o la salida de Afganistán?”, preguntaba Sánchez. 

Una pregunta que lanzaba al aire sobre la salida de tropas de aquel país, un movimiento político del que no todos los países se han enorgullecido, puesto que actualmente el islamismo radical de los talibanes se ha hecho con el control de un territorio donde miles de mujeres y niños han perdido todos sus derechos. 

Sánchez ha llegado a usar ese discurso, incluso, para referirse a la situación de Cataluña hace cuatro años, asegurando que hoy en día el conflicto está mucho mejor que por entonces con el gobierno de Mariano Rajoy. Nada más lejos de la realidad, puesto que este mismo martes el presidente catalán, Pere Aragonés, ha amenazado con “buscar alternativas” si Moncloa no ofrece amnistía para los condenados por el procés.