| 30 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez junto a Isabel Díaz Ayuso
Pedro Sánchez junto a Isabel Díaz Ayuso

El Gobierno reinicia su guerra con Ayuso y la culpa de los botellones

La delegada del Gobierno ha pedido a la presidenta regional que vuelva a implantar el toque de queda, aunque los tribunales ya lo tumbaron en Canarias este fin de semana.

| A. Jiménez España

Decae el estado de alarma y se repite la historia. Isabel Díaz Ayuso vuelve a ser el blanco del Gobierno que ya le pide que implante un toque de queda e incluso la considera responsable de los botellones que se produjeron en Madrid este fin de semana, a pesar de que las mismas imágenes se repitieron en diversos puntos de la geografía española. Lo mismo ocurrió hace unos meses y el Ejecutivo termino por imponer el estado de alarma para la Comunidad.

Ahora no ha sido el ministro de Sanidad, como ocurrió en vísperas del puente del Pilar, sino que ha sido la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González la que ha responsabilizado a la presidenta madrileña de los botellones organizados en las calles madrileñas. 

 Según González, Ayuso no ha parado de "repetir un mensaje de libertad falsa" y ha generado que los jóvenes salieran a festejar en las calles el fin del estado de alarma. Una celebración que, a su juicio, ha dejado "imágenes dantescas". 

Así, en una entrevista en la Cadena Ser, ha cargado contra Ayuso y ha exigido "voluntad política de mi comunidad y que vamos a actuar con responsabilidad frente a la pandemia. Porque eso que que hemos visto es que cuando llevas meses, y meses y meses, sembrando en la ciudadanía falsa libertad, lo que te encuentras en un libertinaje, eso es lo que recoges, libertinaje".

Por ello, ha pedido al Gobierno de Ayuso que declare el toque de queda, "una medida valiente", a pesar de que los tribunales ya lo han impedido en algunas regiones, como Canarias, que ha tenido que recurrir al Supremo para poder implantarlo. 

Madrid pide más Policía

Sin embargo, desde el Ejecutivo madrileño no son partidarios de aplicar el toque de queda en la región porque considera que no se puede cerrar "a miles de habitantes" por "cientos de jóvenes", a la vez que ha exigido al Gobierno aportar "más apoyo policial" para que este tipo de macrobotellones no se produzcan porque "beber alcohol en la vía pública está prohibido". 

"Estamos ante un caos legislativo. Por eso pido ayuda a la Policía Nacional y la Guardia Civil para evitar estas actuaciones y que esos pocos sean más responsables. Tenemos que controlar esto y pedir ese grado de responsabilidad", ha insistido el consejero de Justicia, Enrique López.

Además, en una entrevista en Onda Cero ha tildado de "buena noticia" que haya finalizado el estado de alarma pero ha recorado que podría ser "mejor" si esto se hubiera acompañado de una ley que permitiera limitar los derechos fundamentales en supuestos como este.