| 08 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo.
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo.

El PP exige al TC que corte de raíz la apuesta de Sánchez por un referéndum

Los 'populares' han presentado recursos por el "ataque" del Gobierno al Poder Judicial con su reforma penal, mientras el separatismo ya se ve colocando las urnas.

| Andrea Jiménez España

El PP ya avisó. Pondría en marcha todos los mecanismos que le permita el Estado de Derecho para frenar los intentos de Pedro Sánchez de contentar al separatismo cuyo fin último es el referéndum y después de que Salvador Illa ya haya mostrado las cartas del PSC avalando una consulta, ha consumado su plan.

Los populares ya han presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por el "ataque" del Gobierno al Poder Judicial con su reforma penal y ha reclamado que el tribunal de garantías se pronuncie antes del Pleno de este jueves, que debatirá sobre la proposición de ley de PSOE y Unidas Podemos.

La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha afirmado que la tramitación de la ley que empezó derogando el delito de sedición, luego "abarató la corrupción" con el cambio en el delito de malversación y ahora se quiere "introducir por la puerta de atrás la modificación de dos leyes orgánicas para controla el TC", la ley del Poder Judicial y la del Tribunal Constitucional.

"Ante semejante ataque al orden constitucional y al Estado de Derecho, el PP ha acudido al TC", ha proclamado, para añadir que su formación ha solicitado al tribunal de garantías que "actúe de manera cautelarísima suspendiendo la ejecución del acuerdo que ha permitido la tramitación de ambas enmiendas y la reforma de esas dos leyes orgánicas", ha explicado Gamarra.

De esta forma, el PP intenta frenar que la escalada del Gobierno en favor del separatismo siga adelante, una vez que desde ERC ya se han sentado las bases para un nuevo referéndum que han anunciado que colocarán encima de la 'mesa de diálogo', aunque también amagan con hacerlo de forma unilateral si Sánchez no acepta.

Marta Rovira (ERC) ha recordado que "el Gobierno no veía bien los indultos y también dijo que no derogaría nunca la sedición" por lo que ve posible el referendum

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, negó este martes que dicha votación se fuese a celebrar, pero la escasa credibilidad del Gobierno ha dado alas al independentismo, que ve que tiene una oportunidad de oro para consumar su plan. 

De hecho, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha recordado que "el Gobierno no veía bien los indultos y también dijo que no derogaría nunca la sedición", por lo que el Govern de Pere Aragonès planteará en la mesa de negociación "un acuerdo de claridad que tiene que poder fijar las condiciones en las que se tiene que poder votar en Cataluña en un referéndum".

Para ello, cuenta con el apoyo inquebrantable de Podemos, cuya secretaria general, Ione Belarra, ha asegurado que la propuesta de los de Junqueras es "perfectamente legítima". Así, preguntada en TVE por la posibilidad de que se celebre un referéndum acordado, la líder morada ha señalado que es algo que "hay que discutir".

EuropaPress_4269074_i_d_portavoz_parlamentario_erc_gabriel_rufian_ministra_derechos_sociales

Podemos respalda las propuestas de ERC

En este sentido, ha señalado que teniendo en cuenta la semana en la que nos encontramos "es un buen momento para poner en valor todo el camino recorrido hasta aquí" y cómo estaba la situación hace cinco o seis años "con un proceso de judicialización de un conflicto político porque no se sentaban a hablar y no querían escuchar la realidad del país, que es un país plurinacional".

A esto, hay que sumar las palabras del líder del PSC, Salvador Illa, que desvelaba el plan de los socialistas. "Si, fruto del diálogo entre catalanes y sus partidos, se llega a un consenso y a un mínimo acuerdo sobre cómo organizar el autogobierno de Cataluña que competa a la comunidad catalana, estoy de acuerdo y me parecería bien", ha dicho en una entrevista en 'El Confidencial'.

El exministro de Sanidad se ha mostrado a favor de hacer una consulta de autogobierno en Cataluña aunque ha matizado que "en ningún caso una consulta para una ruptura, para la autodeterminación", unas palabras que han salido pronto a respaldar los ministros de Cultura, Miquel Iceta, y de Hacienda, María Jesús Montero, pero que gustan, y mucho, a los independentistas, conscientes de que tienen la puerta abierta a seguir exprimiendo al Gobierno.

De hecho, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián ha calificado de "buena noticia" que el PSOE diga por fin la propuesta que tiene, "porque así podremos confrontar propuestas", ha indicado, donde ha remarcado que, "hasta hace poco", los socialistas no tenían oferta alguna. En esta línea, ha defendido que "votar es bueno para resolver conflictos".

Y es que, cada día parece más cerca la posibilidad de que las urnas vuelvan en Cataluña. ERC sabe que tiene margen para negociar con un Sánchez que necesita como agua de mayo los votos de los catalanes de cara a las elecciones de 2023, además de los apoyos parlamentarios del independentismo para mantenerse en Moncloa. 

Mientras tanto, el ala socialista del Gobierno intenta negar la realidad y prefiere mirar hacia otro lado ante el órdago independentista. Bolaños ha proclamado este miércoles que, gracias a las "decisiones valientes" del Ejecutivo de Pedro Sánchez, Cataluña "ya no es un problema para España" y que cinco años después del referéndum ilegal de 2017 sólo quedan "separatistas nostálgicos del enfrentamiento" situados en el "lo volveríamos a hacer". Parece no haber escuchado a Junqueras.