| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

El cesarismo de Sánchez deja al PSOE sin críticos y sin sucesor cuando caiga

El líder socialista ha borrado de un plumazo a los "históricos" y a los barones regionales, sometiendo a todo el PSOE, pero dándole un problema irreparable cuando él desaparezca.

| Antonio Martín Beaumont España

 

 

Pocos en el PSOE ignoran que el ciclo electoral les viene con muchas curvas. Lo que pasó en Madrid en mayo, como antes en Galicia y País Vasco, son imágenes imborrables. Los socialistas, además de perder, fueron sobrepasados por otras fuerzas de izquierda. Da lo mismo que ahora se conjuren para engrandecer sus deseos. La realidad es así, se pinte como se pinte.

Si separamos un poco el grano de la paja, sería un auténtico milagro que Pedro Sánchez convenciese a la opinión pública de que él representa las esencias de la socialdemocracia de toda la vida. Tal vez ni el propio presidente se lo crea.

 

Basta ver cómo ha ido consolidándose en el poder: radicalismo fruto de la alianza Frankenstein y estigmatización del PP. Ahora bien, como ha quedado en evidencia que pierde votos a chorros, a Sánchez no le queda otra que proyectar una imagen de centralidad. A la fuerza ahorcan. Aunque en manos de Podemos, ERC y Bildu le será misión imposible convencer a los españoles de que representa una izquierda moderada al estilo de las que rigen en otros lugares de Europa.

Se abre, por tanto, una etapa incierta. Ni barones, ni Felipe González, ni José Luis Rodríguez Zapatero, ni gaitas. Los cuadros socialistas están sumidos en la inquietud, el desasosiego, la zozobra. Aunque al mal tiempo pongan buena cara. Incluso en la cercanía presidencial ya hay algunos que se preguntan quién podría ser el “mirlo blanco” que mirase al futuro tras Sánchez.

El panorama es tan cruel que es imposible que en Ferraz y La Moncloa no sientan ya el vértigo. Las cuentas no les pueden salir

Por supuesto, si mantienen en 2023 las actuales parcelas de poder, la calma a corto plazo está garantizada. Pero si no es así, llegará la convulsión. Adriana Lastra, que siempre tiene un concepto alto de sí misma, puede creerse la “heredera”. También “Superfélix” Bolaños, dada la pompa con la que le homenajean, puede sentir sensaciones similares a la de la vicesecretaria general. Pero ¿de verdad alguien puede verlos como “sucesores”?

Un líder amortizado

¿Existe en el PSOE un político parecido al mismo Sánchez, o a Zapatero, decidido a lanzarse a la carretera para aunar a su alrededor el voto de la militancia? No lo veo. Cierto, tienen ante sí dos años, o a lo sumo seis si revalidasen el mandato, pues por mucha fe ciega que se tenga en Pedro Sánchez, después será un líder amortizado.

Además, el panorama es tan cruel que es imposible que en Ferraz y La Moncloa no sientan ya el vértigo. Las cuentas no les pueden salir. En ese sentido, posiblemente Andalucía será el importante banco de pruebas donde la primera ficha del dominó arrastre la caída.