21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez en Moncloa, en una cumbre con los líderes de UGT y CCOO.
Sánchez en Moncloa, en una cumbre con los líderes de UGT y CCOO.

UGT y CCOO se desentienden de paro y ERTEs y se vuelcan con los indultos

Pepe Álvarez y Unai Sordo pactan un comunicado conjunto de los sindicatos para salir al rescate de Moncloa. Y cierran filas con las cesiones al independentismo pese a sus propios retos.

| J.R.V España

Por si no tuvieran pocos desafíos con las dramáticas cifras del paro, los españoles varados en los ERTEs, el precio de la luz o el caos en el Ingreso Vital Mínimo, los sindicatos salen al rescate del Gobierno para cerrar filas con los indultos a los independentistas condenados por el Tribunal Supremo.

UGT y Comisiones Obreras han defendido este martes la necesidad de conceder los indultos a los líderes del procés para abrir un "nuevo tiempo político" y "superar episodios pasados" en Cataluña.

Asumiendo sin matices el argumentario de Moncloa y en un comunicado conjunto, las organizaciones que lideran Pepe Álvarez y Unai Sordo han señalado que la permanencia en prisión de los dirigentes independentistas supone un "serio impedimento" para "propiciar ese escenario de diálogo" en Cataluña y que serviría "para reconducir el camino deliberativo y transaccional propio de la política".

En esta línea, los sindicatos han asegurado que la concesión de indultos es "imprescindible", aunque han avisado de que no es una condición "suficiente" para reconducir la situación actual.

Así, UGT y CCOO han puesto en valor "las vías de negociación" entre las fuerzas políticas catalanas y las instituciones del "autogobierno" catalán con las del conjunto del país. "Tienen un papel decisivo que jugar", han apuntado.

En este contexto, los sindicatos han avisado de que España se encuentra en un "nivel de frentismo político muy poco recomendable" y han sostenido que las políticas "de país" requieren "consensos básicos" que hoy parecen "improbables".