| 05 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El portavoz de Podemos, Pablo Echenique
El portavoz de Podemos, Pablo Echenique

Los socios de Sánchez encolerizan ante el inminente regreso de Juan Carlos I

Tanto Podemos como los partidos que sostienen al Gobierno en el Congreso han aprovechado la institución para cargar contra el retorno del padre de Felipe VI.

| Yolanda Lorenzo España

El regreso de Juan Carlos I a España para pasar el fin de semana en Galicia ha encendido a los socios de Sánchez, que han aprovechado el Congreso de los Diputados para volver a la carga contra la Monarquía e insultar al padre de Felipe VI, una vez que el alcalde de la localidad pontevedresa de Sangenjo ha confirmado su llegada.

Mientras el PSOE se pone de perfil con el asunto, asegurando que es un tema que debe tratarse el ámbito interno de la Casa Real, el socio minoritario del Gobierno, Podemos, acrecienta su discurso contra la Monarquía ya que, a juicio del portavoz parlamenterio morado, Pablo Echenique, "con cada nueva noticia infame que se conoce respecto del Emérito queda más claro que la monarquía ha actuado con total impunidad".

De hecho, cree que se "está riendo" de los españoles poniéndose en contacto "con sus amigos regatistas" y ha insistido en que "si Felipe VI decidiera llevar a cabo el mismo tipo de acciones que su padre quedaría en la impunidad".

Así,  ha asegurado que "aunque no haya reproche penal (debido a una concepción muy deficitaria de la democracia por parte del poder judicial), sí hay reproche social y la república está cada vez más cerca".

Por su parte, los socios parlamentarios de Sánchez se han mostrado igualmente críticos con el retorno del Rey. Desde ERC, Gabriel Rufián se ha convertido en tendencia en las redes sociales por el mensaje que ha lanzado comparando a Juan Carlos I con la fugada Marta Rovira que bo puede volver a España porque sobre ella pesa una orden de detención e ingreso a prisión.

"Juan Carlos de Borbón puede volver a España para ver una regata tras 40 años de mordidas y corruptelas pero Marta Rovira no puede volver a Cataluña para ver a su familia tras un referéndum porque todos somos iguales frente a la Ley y porque España es una democracia plena", ha asegurado el portavoz republicano, que ha sido recriminado en las redes por tal comparación, ya que nunca ha existido ninguna imputación que pesase sobre el padre de Felipe VI.

 

También Íñigo Errejón ha cargado contra el Emérito al asegurar que "ha perdido el respeto a todos los españoles, republicanos o monárquicos, que le han mantenido hasta ahora" y le ha pedido que por lo menos "disimule" y no regrese haciendo "bromas" como que está "desentrenado" con las regatas.

En este punto, el dirigente de Más País ha mostrado su "sorpresa" por el hecho de que, con toda la gente que trabaja en Zarzuela, "nadie le aconseje un poco de decoro" y "disimulo" para que, al menos "parezca que se arrepiente un poco" y hace "propósito de enmienda".

En la misma línea ha incidido el diputado de Compromís, Joan Baldoví, coautor de una propuesta de ley para regular la inviolabilidad que ha sido bloqueada por el PSOE, PP y Vox en la Mesa del Congreso.

A juicio de Baldoví, ha quedado demostrado que Juan Carlos I tiene "más cara que espalda" y actúa con "total desfachatez". "La Monarquía ha perdido el poco brillo que le quedaba", ha dicho, incidiendo en que la Casa del Rey tiene que "dar explicaciones sobre todo el dinero que han recibido y no han declarado" y en que el Gobierno debería ser "más crítico" con todo esto.

 

Igualmente, la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpirua ha vuelto a incidir en la inviolabilidad del rey, reuterando que "nos preocupa que la inviolabilidad del rey siga sin regularse", para después tachar de "operación de blanqueo" su vuelta. 

Por su parte, el PNV ya se posicionó este lunes, tras conocerse la noticia del regreso inminete del Rey.  Su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, cargó contra el emérito ya que a juicio de Esteban a Juan Carlos I "la vergüenza le va a acompañar siempre, venga o no venga" a España, y se ha mostrado convencido de que "los pasos" para su regreso están "absolutamente programados desde hace tiempo".