| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Felipe VI y Juan Carlos I se sientan juntos pese a la campaña contra la Corona

Isabel II ha unido en una imagen a los dos monarcas españoles algo que no se veía desde 2020 cuando falleció la Infanta Pilar.

| Andrea Jiménez España

 

El mundo ha despedido a Isabel II. La abadía de Wesminster ha servido de solemne escenario para el funeral de la reina británica, donde se han congregado las más altas personalidades globales, entre ellos el Rey Felipe VI y la Reina Letizia. Al sepelio también han acudido Don Juan Carlos y Doña Sofía, invitados en calidad de familiares de la monarca. Padre e hijo han vuelto a coincidir en público, e incluso han compartido bancada en la abadía mostrando total normalidad, mientras el Gobierno aprovechaba, una vez más, para ningunear al Emérito.

Las calles de Londres han acogido un multiudinario funeral de Estado. El féretro donde reposan los restos de Isabel II, cubierto por el estandarte real y con la corona imperial, han avanzado sobre el mismo carro de armas que ya transportó los restos de su padre, Jorge VI, y de otros antiguos monarcas y dirigentes como el primer ministro Winston Churchill. Detrás, al igual que ocurriese en cortejos anteriores, acompañaban a pie el ataúd el rey Carlos III y otros miembros de la familia real, incluido el príncipe Guillermo, primero en la línea de sucesión al trono.

 

Una vez que ha llegado a la abadía, donde aguardaban más de 500 dignatarios mundiales, el reverendo David Hoyle, decano de la Abadía de Westminster, ha tomado la palabra para "llorar nuestra pérdida, para recordar su larga vida de servicio desinteresado, y en segura confianza para encomendarla a la misericordia de Dios nuestro creador y redentor", ha dicho al inicia su discurso.

Y allí, en la abadía donde se despedía a la 'reina de Europa', los reyes Felipe VI y Letizia se han sentado junto a los eméritos en segunda fila y en una zona junto a otros miembros de casas reales. Don Felipe ocupaba una esquina junto a la Reina Letizia, y al lado de ésta, Don Juan Carlos y a continuación Doña Sofía, una imagen que intenta transmitir normalidad familiar.

EuropaPress_4692397_reyes_sentados_junto_emeritos_funeral_isabel_ii

De hecho, los cuatro ya coincidieron ayer por la tarde en la recepción que ofreció el rey Carlos III a todos los dignatarios que se han desplazado a Londres para el funeral de la que fue reina durante siete décadas, aunque del encuentro no han trascendido imágenes. De hecho, la imagen de los cuatro juntos no se producía desde enero de 2020, cuando asistieron al funeral de la Infanta Doña Pilar de Borbón.

Posteriormente, Carlos III de Inglaterra, una vez finalizado el funeral de Estado de la Reina Isabel II, ha invitado a las Casas Reales al Castillo de Windsor para asistir a una ceremonia religiosa previa al sepelio de la Reina Isabel. Los Reyes Felipe y Letizia han aceptado la invitación, así como la Reina Sofía . La imposibilidad de abandonar el Castillo de Windsor hasta que finalice dicha estancia condicionará la posibilidad de Doña Letizia pueda asistir, por la necesidad de tomar a tiempo el vuelo regular hacia Nueva York. Por su parte, Juan Carlos I ha declinado la invitación, tal y como ha confirmado Casa Real en un comunicado.

Sin embargo, la solemne ceremonia y el acercamiento entre padre e hijo no ha servido para aplacar la campaña contra la monarquía e incluso desde el Gobierno se ha ninguneado e incluso despreciado la presencia de Juan Carlos I en el funeral de Estado por Isabel II. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha subrayado en una entrevista en 'Espejo Público' que son los actuales reyes, Felipe VI y Letizia, quienes ostentan la "imagen verdadera y cierta" de la representación de España.

El Gobierno ningunea la presencia del Emérito

Al ser preguntado si al Gobierno le incomoda la presencia del Rey emérito, al que ayer se le pudo ver acompañado por la Reina Sofía, el ministro del Interior se ha limitado a contestar que cualquier otra invitación al funeral es "a título privado" y que, por tanto, "no debe ser objeto de valoración por parte del Gobierno".

Por su parte, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha reivindicado este lunes la importancia del funeral de la reina Isabel II de Inglaterra y ha tachado de "anécdotas" situaciones particulares como la presencia en Londres del Rey Juan Carlos o si coincide o no con su hijo, el rey Felipe VI. "La noticia es funeral de la reina Isabel y lo que ha supuesto durante 70 años como parte de la historia del mundo entero. Lo demás son anécdotas", ha subrayado durante una entrevista en TVE.

Podemos dice que "mancha la imagen de España"

Pero desde Podemos a más y su coportavoz estatal, Pablo Fernández, ha considerado que la presencia del rey emérito Juan Carlos I en el funeral es un "bochorno", que ahonda en el "desprestigio" de la monarquía española. Además, en rueda de prensa ha criticado que es una "vergüenza" que no comparezca ante los tribunales españoles por sus "presuntos casos de corrupción".

El dirigente de la formación morada, tras ser preguntado por la presencia de Juan Carlos I en el funeral que se despliega en la Abadía de Westminster, sentado junto a los Reyes, ha criticado que esa imagen "mancha la imagen de España".