| 09 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Casado
Pablo Casado

Casado se va a Barcelona y desafía en su casa a los independentistas

Un sector del empresariado catalán ve con buenos ojos los indultos si sirven para mejorar la economía, pero Casado cree que los nacionalistas no son de fiar.

| ESdiario España

 

Pablo Casado ha explicado a los empresarios catalanes que se han mostrado favorables a los indultos las razones por las que el PP no está dispuesto a apoyar una medida de gracia que, a su juicio solo da alas al nacionalismo. "Generarán más frustración en el futuro". "Los nacionalistas son insaciables", ha dicho.

Así ha respondido el líder del PP a Javier Faus, máximo responsable del Círculo de Economía, que encabezaba este miércoles la postura oficial de los empresarios y sorprendió con su acercamiento a las posturas del Gobierno donde exigió  "diálogo, acuerdo y renuncias" a los independentistas y aseguró que "cualquier medida amparada en el marco legal" tendrá el apoyo de los empresarios ", para añadir que "los indultos lo tienen". 

 En la misma línea, se ha pronunciado este jueves el líder de la CEOE, Antonio Garamendi, que ve positivamente la concesión de los indultos a los independentistas presos si estos hacen que "las cosas se normalicen".

En una entrevista de Ràdio 4 y La 2, también ha dicho que la CEOE defiende que "la estabilidad se encuentra dentro del estado de derecho, y éste es facultad del Gobierno", que deberá tomar la decisión final.

"No hay arrepentimiento, solo amenazas de reincidencia. En estas circunstancias, ¿no generarán más frustración en el futuro? El nacionalismo es insaciable"

Sin embargo, Casado ha recordado ante los empresarios que "no hay arrepentimiento, solo amenazas de reincidencia. En estas circunstancias, ¿no generarán más frustración en el futuro? El nacionalismo es insaciable".

Además, el presidente del PP ha sido tremendamente claro: "No se puede aceptar un golpe de legalidad". "No podemos aceptar que se hable de justicia como venganza, ni de una sentencia como castigo", ha afirmado Casado, en referencia a los términos usados de forma habitual por los secesionistas. 

Las verdaderas intenciones de Sánchez

Junto a ello, también ha puesto en evidencia que "lo peor de todo es que no veo ni convicción en el que propone eso" -en referencia a los indultos-, sino solo una estrategia de Sánchez para mantener el poder.

"No es un juicio de valor, es mera hemeroteca" ha señalado Casado, ya que "hace dos años, de forma solemne, decía todo lo contrario. Decían que había que agravar el delito de sedición, que había que acabar con el adoctrinamiento en los colegios y cumplir hasta el último día de la sentencia. Tendríamos que preguntarnos por qué han cambiado de opinión", ha recordado el líder del PP.

Plan de choque para Cataluña

Aún así, cree que "hay una alternativa, que pasa por ocuparnos de lo que afecta al día a día de los catalanes", ha apuntado para desgranar su plan de choque para Cataluña que englobe una nueva financiación y una reforma fiscal "específica" para esta autonomía, al tiempo que ha apoyado ampliar el Aeropuerto de El Prat, abrir el museo Hermitage proyectado en la Nueva Bocana del Puerto de Barcelona y "no demonizar el turismo".

Todo ello, según Casado, debe acompañarse de un plan de choque económico que permita a Cataluña salir "de una dinámica que duran demasiados años de parálisis, enfrentamiento y pérdida de competitividad". Según ha precisado, lo que propone no es algo nuevo porque algunas de estas propuestas las desgranó en campaña electoral y en su más de veintena de visitas a esta comunidad autónoma.

 A su entender, "solo trabajando juntos" y en "una misma dirección" podrán resolver "aquellas cuestiones que afectan de verdad en el día a día de los catalanes".

"Jamás haré nada contra Cataluña porque yo quiero a Cataluña y porque quiero a Cataluña quiero que recupere la prosperidad y quiero que las empresas vuelvan todas, estén dónde estén y que no haya más confrontación en la calle, pero no haciendo cesiones que van a traer más frustración en el futuro", ha zanjado.