| 25 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Manifestación en contra de la OTAN este domingo en Madrid
Manifestación en contra de la OTAN este domingo en Madrid

Unidas Podemos boicotea a Sánchez manifestándose en contra de la OTAN

Decenas de militantes de Podemos e Izquierda Unida, entre ellos el líder del PCE, se manifiestan en Madrid en contra de la cumbre de la OTAN y del Gobierno del que forman parte

| Yolanda Lorenzo España

Decenas de miles de personas se han movilizado este domingo en el centro de Madrid en una marcha-protesta en contra de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y de la cumbre de esta organización en la capital los próximos días 28, 29 y 30 de junio. Una cumbre que sitúa a España en el centro de la geopolítica como organizador de un evento que pretende desplegar material militar por la guerra en Ucrania como no se había visto desde la Guerra Fría. 

Y precisamente eso es por lo que se ha convocado este domingo esa manifestación, por la cumbre, por lo que ha costado llevarla a cabo (unos 50 millones de euros según Moncloa) y, en general, por la existencia misma de la OTAN. Pero lo más insólito de esta marcha es que ha sido organizada por movimientos anti-militaristas vinculados a sectores políticos de la izquierda radical.

Una izquierda en la que se encuentra Unidas Podemos, coalición formada por Podemos e Izquierda Unida, ambos partidos incluidos en el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez. De hecho, por parte de IU, ha acudido a la manifestación el secretario general del Partido Comunista y secretario de Estado de la Agenda 2030, Enrique Santiago. 

Es decir, que este domingo, personas fuertes de los ministerios públicos y de la Administración General del Estado han participado en una marcha en contra del mismo Gobierno del que forman parte. Un sinsentido para muchos que ha alcanzado su máxima expresión cuando numerosos líderes de Podemos, como Ione Belarra, han apoyado estas marchas asegurando que son el reflejo de que la ciudadanía quiere paz y no guerra. 

Un discurso que la propia ministra de Defensa, Margarita Robles, ha tumbado este domingo. En una entrevista a la Agencia EFE, la socialista ha asegurado que los que se manifiestan en contra de la OTAN con “una clarísima minoría” y ha destacado que el 83% de los españoles apoyan la presencia de España en la organización. “83% es un porcentaje absolutamente claro y rotundo”, ha recalcado Robles. 

Una manifestación que ha recorrido las calles de Madrid desde la plaza de Atocha hasta la plaza de España bajo el lema “No a la OTAN. No a la guerra. Por la paz”, y que Robles ha querido criticar explicando que precisamente la OTAN lo que pretende es, mediante el uso defensivo del material militar, proteger la paz en los territorios que así lo precisen: “La mejor manera de proteger y trabajar por la paz son políticas de disuasión como las que realiza la Alianza Atlántica”, ha explicado.

Una manifestación en la que también se ha recriminado al Gobierno su actitud frente al intento de asalto de la valla de Melilla este sábado en el que han fallecido, al menos 28 marroquíes tratando de cruzar la frontera a España. Unos muertos que la extrema izquierda asegura que son responsabilidad de la mala actuación policial de Marruecos y la inacción del Gobierno español. 

De hecho, muchos manifestantes han recriminado al presidente del Gobierno que ayer, tras el Consejo de Ministros extraordinario, aplaudiera la actuación policial de Marruecos y no tuviera ni una palabra de respeto hacia los muertos que intentaron cruzar a España. "El Gobierno progresista mata negros en Melilla" o "¿Qué hacen Sánchez y Yolanda Díaz? Matan obreros en Melilla" han sido solo algunos de los gritos que se han podido escuchar a lo largo de la manifestación. 

Y es que estas protestas dejan a Sánchez contra las cuerdas a pocas horas de que Madrid se convierta en el centro de las decisiones geopolíticas más importantes a nivel militar, con un despliegue policial sin precedentes y con la OTAN a punto de movilizar tantos recursos como con la Guerra Fría en la década de los 60. Un auténtico boicot de la parte extrema de la izquierda que afecta al propio Gobierno del que forman parte.