| 10 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez, este miércoles, junto a Calviño y Díaz.
Sánchez, este miércoles, junto a Calviño y Díaz.

Esperpento con el "pensionazo": Sánchez achicharra a Escrivá y provoca a Díaz

La última de Moncloa ha vuelto a incendiar la coalición y ha abocado al ministro de Seguridad Social a protagonizar un auténtico papelón. Y a poner a prueba las "tragaderas" de los morados.

| Javier Ruiz de Vergara España

Un ministro achicharrado, una vicepresidenta victoriosa y otra en evidencia, y una coalición de nuevo en el esperpento político. En el gobierno de Pedro Sánchez cada día tiene su afán... y su lío. Y el último terremoto, conocido casi en la medianoche de este miércoles y gracias a las filtraciones desde Bruselas, tiene ya un nombre: el pensionazo.

Un acuerdo entre Moncloa y la Comisión Europea; pilotado a escondidas por la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, con el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, y que ha sacado a la luz la última pirueta del presidente del Gobierno.

Porque el líder del PSOE lo ha vuelto a hacer, entonar el donde dije digo, digo diego y engañar a propios y extraños. Hasta dejar a Podemos en evidencia, a punto de que Yolanda Díaz se va a ver obligada en las próximas horas a poner a prueba las tragaderas del socio morado de la coalición.

Sánchez desautorizó a su ministro de Seguridad Social en diciembre pasado, cuando hizo público su plan para ampliar el computo de las pensiones, y entonces Podemos puso el grito en el cielo contra el titular del ramo, que se vio obligado a justificarse en que su proyecto era un borrador como otros tantos.

"Elevar el plazo de cotización a 35 años sería aplicar recortes a las pensiones. Y no está contemplado ni en el pacto de Toledo ni en el acuerdo de Gobierno, por lo que sería desoír a la soberanía popular y además está fuera del diálogo social. Son recortes sociales y nosotros no lo aceptamos", clamó en diciembre la entonces ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, cuando El Mundo avanzó los planes del área económica para acatar las condiciones de Bruselas a los fondos Next Generation.

Pero el mismo plan que Sánchez decía rechazar hace casi un año, es el mismo que ahora ha firmado con la Comisión Europea. Una vez, eso sí, que se ha garantizado la aprobación de los Presupuestos Generales de 2022 y, con ellos, culminar la legislatura pase lo que pase en el Consejo de Ministros.

Pero este pensionazo abre de nuevo todas las especulaciones sobre el futuro a medio plazo de la coalición. Fuentes socialistas consultadas por ESdiario subrayan el hecho de que Díaz conocía lo que se iba a firmar y anunciar y creen que "aunque habrá una exhibición de indignación" en Podemos, "será solo ruido" y la estabilidad del gabinete no correrá peligro.

Llama la atención la respuesta tibia de la cúpula morada ante una evidente desautorización. Que contrasta con la rápida respuesta de Pablo Iglesias, al denunciar las "mentiras" del ala socialista del Gobierno. Aunque fuentes del partido morado han reconocido el malestar en sus filas y en la de los sindicatos por el acuerdo alcanzado entre Moncloa y Bruselas.

 

 

Bruselas y Berlín han vuelto a poner en su sitio a Sánchez con sus condiciones para los fondos antiCovid.

 

Mientras, este nuevo esperpento del Gobierno, repleto de globos sonda, desautorizaciones, desmentidos y confirmaciones de esas mismas rectificaciones, ha obligado al sector PSOE a esforzarse en matizar o desmentir, según el caso, los términos del pacto alcanzado por Economía.

 

Especialmente gráfica ha sido la reacción del principal afectado, el ministro Escrivá, que ha llegado al punto de autoenmendarse sobre su anuncio de diciembre pasado. Visiblemente molesto, en una entrevista en La Sexta, el titular de Seguridad Social ha respondido con un enfático "no, no y no" al ser preguntado si efectivamente el Gobierno ha acordado esos términos con la Comisión Europea.

Pero, a su vez, al propio Escrivá lo ha matizado la portavoz de Moncloa, Isabel Rodríguez, al defender que la propuesta de ampliación del periodo de cálculo de las pensiones sí existe, al asegurar que no se trata de una nueva propuesta porque ya se contempló en el Plan de Recuperación que se remitió a Europa.

"Es un asunto sobre el que no hay nada nuevo, sobre el que se lleva trabajando mucho tiempo. Estaba así contemplado en el Plan de Recuperación y en los últimos documentos de junio, y lo único que hacemos ahora con este nuevo documento es chequear que vamos a ir dando cumplimiento", ha afirmado Rodríguez dejando en entredicho el "no, no, no" de Escrivá.

Todo ello, por si fuera poco, a días de la llamada cumbre de lideresas en Valencia, en la que Yolanda Díaz pretende poner la primera piedra de su Frente Amplio para dar la batalla en las urnas a Sánchez. El pensionazo, a buen seguro, servirá de munición para esa guerra.