| 26 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Sánchez impide las preguntas y explica en solo cinco minutos sus indultos

El Gobierno ha justificado el perdón de la pena completa a los nueve independentistas condenados por el procés que saldrán de prisión en breve.

| A. Jiménez España

Sánchez ha puesto en marcha toda la maquinaria de Moncloa para vender los indultos que acaba de rubricar el Consejo de Ministros. Nueve medidas de gracia que ha explicado en una nueva y breve comparecencia sin preguntas de la prensa en la que ha vuelto a reiterar la 'utilidad' que tienen de cara a la sociedad, ya que el perdón, a su juicio, demuestra la "grandeza" de nuestra democracia.

Para Sánchez, las razones de utilidad pública "tienen que ver con la necesidad de restablecer la convivencia y la concordia". La mejor decisión que, a su juicio, podía tomar el Ejecutivo tanto para España como para Cataluña y "la más acorde con el espíritu de la Constitución".

 Así, ha sentenciado que ésta es la "certeza", "el norte que guía nuestro camino", ya que aunque los indultos afecten a nueve personas, se ha tenido en cuenta a "los cientos de miles de catalanes que se sienten solidarios con los que están presos y con los que no están de acuerdo con ellos, pero creen que ya sufrieron suficiente castigo".

Además, ha señalado que "encontraremos dificultades, pero merece mucho la pena intentarlo", puesto que a su juicio, será lo mejor para el futuro en Cataluña y en toda España. "Es en estos momentos, cuando la democracia demuestra su grandeza y es una ocasión para que demuestren la suya aquellos que la cuestionan", ha asegurado el presidente.

De esta manera, Sánchez ha vuelto utilizar el argumento en favor de la convivencia y la concordia que ha repetido hasta la extenuación, pero que ni siquiera es compartida por los beneficiarios del indulto, que consideran que no es suficiente. Quieren la amnistía y el regreso de los fugados, que consideran "exiliados" y buscan que el Gobierno acate.

Los indultos contemplan la extinción de las penas de prisión que les resta por cumplir a los condenados, y fija un periodo de seguridad de entre tres y seis años

De hecho, el propio Sánchez ha defendido en el seno del Consejo de Ministros, en una reunión que ha durado más de cuatro horas, la necesidad de adoptar esta medida para afrontar el problema del conflicto catalán y "buscar la concordia, abriendo paso a la reconciliación y al reencuentro".

Así, los expedientes de indulto que ha elaborado el Ministerio de Justicia contemplan la extinción de las penas de prisión que les resta por cumplir a los condenados, y fija un periodo de seguridad de entre tres y seis años que condiciona el perdón a que no vuelvan a reincidir en el delito, por lo que quedarían sin efecto.

Sánchez quiere hacer 'historia'

Pero Sánchez, en su intento de convertirse en parte de la 'Historia' quiere vender los indultos como una decisión de Estado. Un nuevo proyecto de país, una nueva 'Transición' que le coloque a la altura de los principales dirigentes que ha tenido nuestro país. 

Aun así, pese a la importancia de los indultos, Sánchez sabe que no cuenta con el respaldo de gran parte de la población por lo que intentará zanjar pronto el debate. De hecho, ya tiene convocado un Consejo de Ministros extraordinario para este jueves con dos medidas populares que hagan olvidarlos. 

El fin de las mascarillas y la bajada del IVA de la luz son las dos medidas a las que el Gobierno dará luz verde a modo de cortina de humo, para que la ciudadanía se olvide pronto del perdón a los que hace años quisieron acabar de un plumazo con el orden constitucional.