| 04 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

La nueva magistrada del TC puede ser el caballo de Troya del sanchismo

María Luisa Segoviano llegó al Tribunal Constitucional con la vitola de 'progresista' moderada y lo primero que ha hecho ha sido decir que se puede estudiar el derecho a decidir de Cataluña

| Benjamín López España

 

 

Sánchez controla ya el Tribunal Constitucional. Y, por lo visto, mucho más de lo esperado. La mal llamada mayoría progresista, más bien mayoría de izquierdas, es una realidad. Y eso le deja el camino libre para que sus leyes más conflictivas pasen el filtro del TC y sean una realidad. Incluso está ahí el temor a que un referéndum o consulta de autodeterminación salga adelante. Y ahora más que nunca, debido a unas como poco inoportunas declaraciones de la nueva magistrada del Alto Tribunal, la progresista María Luisa Segoviano, elegida por el CGPJ por unanimidad. Ha dicho que lo de la autodeterminación de Cataluña es una tema que hay que estudiar, muy complejo, y que ya se verá, que todo se puede plantear. Un disparate, en definitiva. Y eso que esta era "la buena", decían.

Segoviano ha sido la tercera incorporación de "sensibilidad progresista", que diría cualquier cursi. A ella se suman los dos magistrados nombrados por el Gobierno, nada menos que el ex ministro de Justicia y una ex alto cargo de Moncloa. Dos agentes de Sánchez absolutamente contaminados políticamente, lo que desvela a las claras qué es lo que quiere hacer el Ejecutivo con el TC.

¡Impresionante! Si esta era la candidata ‘buena’ mejor no imaginar cómo será el ‘malo’

En todo caso, se suponía que Segoviano era una magistrada moderada frente al candidato que quería imponer el Gobierno, José Manuel Bandrés, próximo al independentismo catalán. El pleno del CGPJ alcanzó la unanimidad con Segoviano. Era una juez del Supremo recién jubilada, la primera mujer en presidir una Sala de ese Tribunal, de “intachable y acreditada” trayectoria, decían.

Algunos la dibujaban como una persona que no estaba dispuesta a tragar con todo y confiaban en que fuera un dique de contención ante algunas de las leyes y medidas de Sánchez, especialmente un hipotético referéndum de independencia en Cataluña. El presidente repite una y otra vez que esa consulta no se va a producir, pero ya sabemos que cuando niega algo suele indicar que lo acabará haciendo. No es una acusación, es una constatación. Ya ha ocurrido con sus pactos con Podemos, Bildu y ERC; con los indultos a los separatistas y con la sedición y la malversación, entre otras muchas cosas.

Pues bien, Segoviano, lejos de tranquilizar se ha estrenado de forma muy preocupante. Ha dicho en una entrevista en Onda Cero que el derecho de autodeterminación en Cataluña, que se expresaría a través de un referéndum de independencia, "es un tema complejo" que llegado el momento habría que "estudiar" y que María Luisa Segoviano, nueva magistrada del TC, dice que la autodeterminación es algo "complejo" que "hay que estudiar" y que “no hay que tener miedo a ningún planteamiento, a ninguna posición, a ninguna sugerencia" que se pueda hacer al TC.

¡Impresionante! Si esta era la candidata buena mejor no imaginar cómo será el malo. A ver si en vez de una moderada el CGPJ ha metido en el TC un caballo de Troya del sanchismo o del independentismo, que ya casi es lo mismo lo uno que lo otro.