27 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El número dos de Torra y Junqueras se lo deja claro al PSOE: hablarán de presos

Aragonés exige que en la mesa de negociación que está dispuesto a aceptar el PSOE para conseguir que los indepes permitan la investidura trate sobre la situación de los reos del 1-O.

| ESdiario España

Desde que la delegación del PSOE que nombró Pedro Sánchez para negociar con ERC el plácet (mediante el voto afirmativo o, al menos, la abstención) a su investidura, no hay ni un día en el que los españoles se enteren, muchos de ellos con indignación, de nuevos detalles sobre el precio que los indepes que quieren cargarse la Constitución del 78 están poniendo sobre la mesa.

Después de haber escuchado a reconocidos dirigentes socialistas hablando como los independentistas de "conflicto político" en Cataluña y de que el PSC se haya plegado a la nueva estrategia de su líder, Miquel iceta, de hablar de España como un Estado formado por "ocho naciones", en los últimos días ya se ha hablado de la aceptación por parte del PSOE de una mesa de negociación entre el Gobierno y el Govern, que Pedro Sánchez disfrazará con una serie de reuniones con los presidentes de todas las comunidades autónomas.

¿Y de qué quieren hablar el Ejecutivo de Quim Torra en esa mesa de negociación? Nada más y nada menos que de la situación de todos aquellos que fueron condenados el pasado octubre por el Tribunal Supremo, por haber dado el golpe de Estado del 1-O en Cataluña.

Así lo ha asegurado este domingo el  vicepresidente de la Generalitat y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, que afirma que "el fin de la represión pasa también por encontrar soluciones para aquellas personas que están condenadas de manera absolutamente injusta. Eso tendrá que estar también sobre la mesa de negociación", ha afirmado en una entrevista de La Vanguardia.

Ha sostenido que como dirigente de ERC tiene que tener la capacidad de poder interlocutar con el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, por lo que mantiene contacto con él, aunque ha dicho que la negociación la hacen los equipos designados para ello.

 

"Cuando es necesario no hay ningún problema en hacer el contacto que haga falta", ha afirmado, sobre su relación con Sánchez, y ha añadido que lo más importante es poder hablar; algo que cree que no tendría que ser noticia.

Ha señalado que sería muy extraño que el PSOE quiera los votos de ERC y Sánchez no hable con el coordinador nacional de ERC: "De hecho, tendría que hablar con Oriol Junqueras o Marta Rovira. Eso es entre partidos, pero lo que se tiene que restablecer es el diálogo institucional y entre presidentes y no se puede sustituir. Es una necesidad imperiosa".

Aragonès ve fundamental constituir un diálogo entre gobiernos porque hasta ahora no ha habido dos gobiernos cara a cara "que pongan sobre la mesa propuestas para salir de este conflicto".

La mesa

Ha advertido de que desde el Govern propondrán un referéndum de autodeterminación y que se tendrá que poder discutir: "No aceptemos vetos. Hay que superar la etapa del a por ellos y entrar en una fase de resolución de un conflicto político. Si no se puede hablar de todo, esta mesa no servirá".

Ha defendido que hace falta una fecha y calendario para esa mesa, con un inicio, que no puede ir más allá de la constitución de un nuevo gobierno, y una de finalización.

"Partimos de una desconfianza. Queremos garantías sobre la metodología y validación democrática sobre lo que se acuerda. Que haya instrumentos para ratificar democráticamente el resultado de la mesa de negociación", ha añadido