| 28 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El cantante Julio Iglesias.
El cantante Julio Iglesias.

Julio Iglesias y Perales víctimas de una estafa millonaria

Una empresa se ha apropiado de los derechos de hasta 50.000 canciones de distintos artistas engañando a la plataforma de YouTube, entre los que se encuentran los dos españoles.

| Manuela Herreros España

Malas noticias para dos artistas españoles: Julio Iglesias y José Luis Perales, que han visto como sus nombres aparecen en una lista de víctimas de una estafa de casi 23 millones de dólares. Pero no son sólo ellos, aparecen otra multitud de cantantes internacionales, como afectados por el robo.

La estafa trata sobre los derechos de autor de YouTube y ha sido supuestamente llevada a cabo por la empresa estadounidense MediaMuv, con sede en Phoenix, que, según cuenta en exclusiva la revista Pronto, engañó a la plataforma asegurando que poseía los derechos de hasta 50.000 temas.

El repertorio de canciones de cuyos derechos se han apropiado incluye estilos y épocas diversas, desde intérpretes españoles de la década de los años 70 hasta el año 2000, pasando por otros más actuales de reggaetón de Daddy Yankee o Don Omar. Un ejemplo que aparece en la lista es el tema de Perales 'Me llamas', con el que consiguieron más de 100.000 dólares en ingresos subiéndola a YouTube, sin tener ningún derecho real sobre ella.

 

Ha sido la revista Billboard quien ha publicado esta noticia con la que los afectados se han enterado de la estafa. "Es casi imposible enterarse si no se tiene acceso al sistema de administración de contenidos de YouTube", cuenta Edgar Rueda, mánager de varios de los artistas afectados. "Ni siquiera sabían que existía este dinero", asegura.

Los autores de este fraude son, supuestamente, y según publica el medio: Webster Batista y José Chenel Medina, fundadores de la empresa. El primero ya se ha declarado culpable y el segundo está a espera de juicio.