14 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El nuevo escaño de Pedro Sánchez, desplazado a la tercera fila de su bancada
El nuevo escaño de Pedro Sánchez, desplazado a la tercera fila de su bancada

Sorpresa en el Congreso: así reculan ya los diputados del PSOE en tiempo récord

Acabada la "mascletá" del Comité Federal, los parlamentarios socialistas son conscientes de que deben optar entre dos decisiones igual de peligrosas para su futuro. Ha comenzado el viraje.

| Javier Ruiz de Vergara España

Parece que los diputados del PSOE se han quitado un peso de encima con la caída de Pedro Sánchez. "Desde el sábado a este martes, el clima es otro", reconocía un diputado socialista llamado a ocupar pronto importantes responsabilidades en su grupo parlamentario. 

Tres días después del aquelarre en el Comité Federal, los diputados socialistas se reencontraron en el Congreso, que celebraba este martes un pleno marcado por la ausencia de Pedro Sánchez y por la presencia de su sucesor provisional, el presidente de la gestora, Javier Fernández.

Según explicaron fuentes socialistas a ESdiario, la reunión del presidente asturiano se saldó con dos constataciones: afines y rebeldes al ex secretario general han decidido cerrar filas con el nuevo responsable del PSOE para coser -el verbo de moda- el desgarro que también afectaba a los 85 diputados en el Congreso.

Los diputados del PSOE se sinceran sin Sánchez: ahora sí defienden la abstención

En segundo lugar, y esto es relevante para el futuro inmediato, ambas partes han constatado los riesgos que conllevan las posiciones irreconciliables defendidas hasta ahora: la abstención o las elecciones. "Sinceramente, no sé cuál es la peor de las decisiones", reconocía Eduardo Madina, ahora hombre clave para tender puentes en la bancada socialista.

Aunque ninguno de los que ha tomado la palabra en la reunión de este martes ha mencionado explícitamente la palabra abstención, en muchos de los diputados socialistas se ha intuido que es la posibilidad por la que prefieren optar ahora mismo, entre ellos el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda, el expresidente asturiano Antonio Trevín y el diputado por Valencia Ciprià Císcar.

Por contra, los antiguos miembros de la ejecutiva leales a Sánchez han preferido no intervenir en la reunión del Grupo Socialista, ya que, como han señalado, prefieren expresar su opinión sobre la decisión que tome el partido con respecto a una investidura cuando se celebre el Comité Federal. A favor del no a Rajoy se manifestaron tres diputados leales al ex secretario general: Margarita Robles, Rafael Simancas y Odón Elorza. Intervenciones, eso sí, en tono mucho más conciliador que hace semanas.

Elogios al papel de Antonio Hernando

El hemiciclo dejó clara la imagen del postpedrismo con el lógico movimiento de dominó en los escaños del PSOE. Antonio Hernando ocupa ahora la primera fila -el sillón que ocupaba Sánchez- mientras el ex líder pasa a ocupar la tercera, codo con codo con Patxi López. Ese puesto había sido destinado a Eduardo Madina, que ha renunciado para permanecer en la cuarta bancada cerca del otro gran defenestrado del sábado, el ex secretario de Organización, Cesar Luena.

Luena, que concita en el Congreso la misma animadversión entre fieles y críticos con Sánchez, reclamó este martes "serenidad" a los militantes socialistas pero volvió a dar pistas de las intenciones del que fuera su jefe: "El futuro de este partido siempre lo van a decidir sus militantes", enfatizó en los pasillos de la Cámara Baja.

Una delegación del parlamento alemán asistió como invitada al primer pleno sin Sánchez al frente del PSOE

La dirección del grupo que ahora encabeza Antonio Hernando se ha propuesto como objetivo cerrar filas entre los militantes del pedrismo y del susanismo. "Antonio debe seguir. Esta es una dirección transversal que ha preservado al grupo de los peores momentos que ha vivido el partido", asegura uno de los alfiles de la presidenta andaluza.

En un pleno de perfil muy bajo, con muchas ausencias en los escaños de todos los grupos, una anécdota marcó la jornada. La presencia en la tribuna de invitados de una delegación del Bundestag, el parlamento alemán. "Se preguntarán dónde esta Sánchez", ironizaba un parlamentario socialista. Y es que algunos en el PSOE comienzan a recuperar levemente la sonrisa.