| 18 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Uno de los detenidos llegando este jueves a la sede del Juzgado de Palma.
Uno de los detenidos llegando este jueves a la sede del Juzgado de Palma.

Suma y sigue el escándalo de las menores prostituidas que PSOE y Podemos tapan

La Policía detiene a 17 personas en Palma en una redada relacionada con la trama de prostitución en los centros tutelados que dependen del gobierno de la socialista Francina Armengol.

| M.B España

Nuevo giro al escándalo de las menores prostituidas en los centros bajo la tutela del gobierno de Baleares, que integran PSOE y Podemos, y que su presidenta Francina Armengol sigue negándose a que sea investigado en sede parlamentaria.

La Policía Nacional ha detenido a un total de 17 personas en Palma, de las cuales tres son menores de edad, como presuntas autoras de un delito de corrupción de menores después de que, presuntamente, captaran a otras jóvenes para que ejercieran la prostitución o por contactar con ellas para mantener relaciones sexuales.

Según ha explicado la Policía este jueves en nota de prensa, los hechos sucedieron entre 2018 y 2019 y la operación se ha llevado en dos fases. Varias de esas jóvenes están en centros bajo tutela del gobierno de las Islas.

 

La primera fase acabó con la detención, el pasado mes de agosto, de tres jóvenes, menores de edad, que presuntamente se dedicaban a captar a otras para que ejercieran la prostitución.

En la segunda fase, que ha culminado este miércoles, se ha procedido a la detención de otras 14 personas, diez hombres y cuatro mujeres de entre 21 y 65 años, las cuales, en su mayoría, contactaban a través de páginas web con las menores para mantener relaciones sexuales a cambio de dinero.

Asimismo, se ha tomado declaración a otros seis varones, que están siendo investigados por el mismo delito. La investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Esta nueva operación policial se produce tras el escándalo que saltó a la palestra a principios del año 2020 tras denunciarse una violación grupal a una menor que estaba en un piso de acogida dependiente del gobierno balear.